martes, 12 de febrero de 2019

Resultados extraordinarios

Bernardo Stamateas; Resultados extraordinarios

Cuando tienes un sueño en tu espíritu, nunca envejeces, nunca te retiras, nunca te jubilas.

Descúbrete, créate. Conoce tus propias emociones, todo aquello que te fortalece y todo lo que te debilita, lo que te acerca a los demás y lo que te aísla. Te urge saber quién eres y adónde vas. 

Necesitas arriesgar y actuar para avanzar.


Trata bien a los demás y cosecharás amigos, gente que te va a defender en las malas épocas, personas que desde el anonimato te van a ayudar porque sembraste bendición, puesto que cuando siembras buen trato, cosechas sabiduría, conexiones de oro. Es tu don lo que te abrirá las puertas y te llevará delante de los grandes.

El éxito es individual.

El éxito es salir y quebrar toda estructura de pensamiento que te haga sentir mal, fracasado y destruido.

Lo que hoy es evidente, antes fue imaginario. WILLIAM BLAKE

Es necesario que te veas en la visión, con el sueño cumplido, ya que la visión desafía tu paradigma, tu estructura mental, tu forma de pensamiento, así como también te habla y te muestra que tu forma de pensamiento no sirve más. La visión trae expansión

Necesitas verte prosperar, con el trabajo que deseas, en la casa que quieres, con la familia que necesitas.

Para soñar necesitarás coraje, porque tu sueño desafiará tu mente y tus pensamientos.

Lo que más pienso, es lo que crece.

Los japoneses descubrieron que si a una cría de tiburón la colocas en una pecera, no crece, pero si la echas al mar, sí crece y se convierte en todo un tiburón.

Cuando tienes un sueño pero no tienes metas, deja de ser un sueño para convertirse en una fantasía.

Si tienes un empleado, no digas «quiero tener treinta», di «quiero tener uno más».

No todo lo que queremos es lo que en realidad necesitamos, y no todo lo que necesitamos lo alcanzamos en el momento que queremos.

Lo que se requiere es cambiar lo que venimos haciendo y no nos funciona.

Solo necesitas un nuevo plan, no perder de vista el objetivo a alcanzar y descubrir la estrategia para llegar a ese sueño. 

Debes aprender a hablar bien de ti mismo, porque si te fue mal al principio, ahora con nuevas metas y nuevos proyectos te va a ir bien y te vas a levantar.


Tu sueño recicla la gente que te rodea, los que estaban y ya no te apoyan se irán porque ahora lo que necesitas son personas que traigan conexiones e ideas de oro a tu vida. Necesitas asociarte con gente que también quiera construir su sueño, con aquellos que dicen «vamos a avanzar, vamos a prosperar», con aquellos que piensan en cómo superarse día a día e invierten su tiempo en crecer.

Te sientes lastimado porque idealizaste a alguien, sin darte cuenta de que esa persona es como tú: con cosas buenas y con cosas malas.

No esperes nada de nadie: cuando trabajas para la gente y esperas algo de ella (que te llamen, que te feliciten, que te reconozcan, que te acompañen) y te fallan, vas a querer irte a otro lugar, incluso abandonar las metas que te has propuesto. Es por eso que no debes esperar nada de nadie. Necesitamos ser libres de la gente para poder ser personas sanas. En suma, debes soltar el dolor para llegar a ver cumplidos tu meta y tu sueño.

Sabes por qué hay tanta gente que se siente fracasada en sus sueños? Porque no sanaron sus emociones, se mantuvieron cautivas del dolor, atadas a las personas que las lastimaban, y ahora viven, piensan y sienten llorando. Esto significa que puedes vivir toda la vida dolido, pero tienes que aspirar a ser libre en tu corazón, porque cuando logres caminar sano liberarás todas tus fuerzas para conquistar tu sueño.

Líder es el que se propone metas pequeñas y enseña a otros a ponerse metas

Lo único que tiene que hacer el dolor o la dificultad es sacarte de la zona de confort y recordarte que hay un sueño que estás por alcanzar. La dificultad no puede ser tu traba, tiene que ser un trampolín donde te pares y vuelvas a diseñar los pasos a seguir.

Si queremos lograr nuestras metas, necesitamos aprender a activar un principio poderoso: el principio de la visualización, de la visión.

¡Anímate a desafiar los preconceptos, los «no se puede», los «ya lo intenté y me fue

Si repites lo bueno, lo bueno cobra fuerza, y cuanto más claro veas tu sueño, más seguro estarás de alcanzarlo.

Si puedes visualizarlo, puedes lograrlo.
9 de febrero de 2019

Recuerda: no estás hecho para dejarles un souvenir o un trofeo a tus hijos. Estás hecho para dejarles un legado, algo que marque las generaciones venideras.

Te cuesta hablar en público. El día que lo intentaste, lo lograste.

La mente es un lugar de gran almacenaje y es allí donde deben comenzar los cambios, donde hay que desterrar y arrancar todos aquellos conceptos que lastiman tu vida y te hacen sufrir y permanecer herido.

El arrogante es como el mal aliento: todos se dan cuenta, menos el que lo tiene.

Haz lo que tu corazón considere correcto, serás criticado de cualquier forma. Te maldecirán si no lo haces y te maldecirán si lo haces. Eleanor Roosevelt

Para lograr los resultados que esperas, debes hacerles frente, ser atrevido y desafiante.

Los analfabetos del siglo XXI no serán los que no puedan leer ni escribir, sino los que no puedan aprender, olvidar lo aprendido y aprender de nuevo. ALVIN TOFFLER

Observa un avión cuando despega. Cuando lo hace ya no puede volver atrás, tiene que despegar. Por eso enciende tus motores, ponlos en marcha, pisa el acelerador y arranca con pasión. Muévete con pasión. La pasión es el combustible que necesitas para llegar a la meta. La pasión te flexibiliza, te fortalece y te diferencia del resto.

Me junto contigo no porque me des paz, sino porque yo tengo paz como para acercarme a ti».

¿Alguna vez resultaste dañado por alguien? Bienvenido al planeta Tierra.

Tanto la mayor frustración como la mejor bendición son provocadas por la gente.

Nunca tienes que hablar de problemas con personas que no están capacitadas para resolverlos.

Todo amor que la gente te dé es un «extra» en tu vida.

¿Cómo mejoramos un matrimonio? A través de los detalles.

Tal vez no te das cuenta de que le estás dando demasiada importancia a tu pasado porque en tu presente no hay nada.

Stephen Leacock dijo: «Personalmente, hubiese preferido escribir Alicia en el país de las maravillas que toda la Enciclopedia Británica»,

La preocupación es una mala actitud que trae siempre resultados negativos.

La queja es una actitud de maldición

Cuando te quejas, tu cuerpo genera adrenalina. La adrenalina llega a la sangre y te hace ir más rápido. También produces adrenalina cuando experimentas un gran temor. Hay gente que genera adrenalina en pequeñas dosis durante todo el día: se quejan, viven amargados, se maldicen.

Dicen los cardiólogos: «La primera causa de los problemas cardiovasculares es la preocupación y la queja».

Te cuidas el peso, te cuidas con las comidas y haces deporte, pero no te das cuenta de que no es lo que comes, sino lo que te come, lo que te está matando.

Motívate. Desafíate y recompénsate por cada éxito que alcances. Prémiate. Extiende las estacas de tu tienda, no te quedes corto, ¡¡vales la pena!!

Cuando alguien te pida algo que escapa a tus tiempos aprende a decir «no»; cuando te pidan algo que no toleras hacer, di «no»; aprende a poner un límite, aprende a cuidarte.

Decisión es el poder que se te entregó cuando te hiciste cargo de tu propia vida.

Las crisis nos hacen funcionar con fe, pero al mismo tiempo muchas veces nos avergüenzan, limitando y quebrantando nuestros sueños.

Orientar tu identidad hacia un nuevo yo, una nueva imagen y un nuevo poder de decisión personal.

El poder despojarte de características que no te sirven y no te identifican posibilitará transformar tu dolor en tu fortaleza, aprendiendo a reconocer los miedos y a combatirlos.

Tienes dos opciones: o te adaptas a la etiqueta, o reaccionas deseando arrancarla de tu vida.

Las personas inseguras siempre bloquean todo lo bueno que poseen.

La etiqueta te hace pensar que sabes todo o que no sabes nada. Por esto, el individuo que es etiquetado no se deja enseñar, ya sea por orgullo o por vergüenza

La etiqueta te hace vivir equivocado porque te obliga a vivir con una información falsa de la realidad. Y esta visión que tienes de ti influirá directamente en tu carácter.

Debes darte el permiso para vivir con tu verdadero yo. No necesitas a nadie que te autorice a lograrlo, el cambio vendrá desde tu interior. Nadie podrá imponerte nada cuando tengas el control de tu vida.

En este nuevo tiempo, tu existencia no dependerá más de tus carencias afectivas, porque ninguna de ellas es tu destino.

Cuando estás bajo presión tu mente se asfixia, pero cuando estás distendido comienza a funcionar de otra manera… ¡y allí se originan las mejores ideas!

Siente placer al ocuparte de tus cosas; no es solo lo que tenemos, sino lo que disfrutamos, lo que da sentido a nuestra vida. Haz siempre algo nuevo y cambia la forma en que lo haces.

Ríete todo lo que puedas. La risa es generadora de nuevas ideas y el mejor estimulante cerebral.

Los que emplean mal su tiempo son los que se quejan de su brevedad. Juan Luis Cebrián

¿Recuerdas cuáles son los enemigos de tus sueños? Tu pasado. Posponer: Esperar el momento adecuado.

Solo es feliz aquel que cada día puede en calma decir: hoy he vivido. Horacio

Tu vida consiste en tu tiempo. Dispones de veinticuatro horas por día para hacer lo que quieras con tu tiempo. Este es tu tiempo. Un sueño grande que necesita ser conquistado te está esperando y todo lo que viviste te ha preparado para alcanzarlo.

Todo lo sucedido en tu pasado, sin tú saberlo, te estaba preparando para el éxito de tu mañana. No reniegues de lo bueno ni de lo malo de tu pasado, porque aunque no entendieses lo que estabas pasando, te estabas preparando para el presente que te toca vivir y para el futuro que debes conquistar.

Dios nos da 86 400 segundos por día para que los usemos como queramos.

Tu vida es muy valiosa para dejarla pasar sin dejar huella.

Recuerdos buenos y malos, y ambos son nuestros enemigos. Los malos porque nos dan tristeza. Los buenos son las victorias del pasado y son también un enemigo, especialmente para las personas que viven intensamente recordando todo lo que fue.

Necesitamos poder ver el fracaso desde otra óptica, sacarlo del lugar de la tragedia y colocarlo en el lugar del aprendizaje.

Siempre puedes volver a empezar. Comienza haciendo pequeñas acciones positivas, porque aunque en el comienzo sean pequeñas, lo positivo siempre te llevará a la grandeza. NUNCA INICIES TU PRINCIPIO BUSCANDO EN TU PASADO.

No hay nada en tu pasado que sirva para tu presente. Tu presente no está hecho con los retazos del pasado.

El primer paso que des para cambiar tu historia será una grandeza al final.

Sé protagonista, no periodista

A Thomas Edison se le quemó el laboratorio, perdió millones de dólares y le preguntaron qué iba a hacer ante tal desastre, y él dijo: «Comenzaré a reconstruirlo mañana por la mañana».

No esperes que el otro te dé felicidad, sé libre emocionalmente.

John Maxwell, un gran líder de estos tiempos, usa la regla de los treinta segundos, que establece: «Usa los primeros treinta segundos cuando veas a alguien para decirle algo positivo de lo que sientes u observas de él».

Cuanto más llenes tu vida, más llenarás la vida de otros y, por ende, la gente te buscará, se acercarán para ser cosechados y luego te devolverán más de lo que sembraste.

Egoísta no es el que piensa en sí mismo sino el que no piensa en los demás.

Siembra escuchar, fe, una palabra, tiempo, conocimiento, siempre tienes que estar dando, no te salgas del circuito del dar, y aunque hayas comenzado a cosechar, siembra igual.

En tus relaciones con los demás está tu bendición, porque cuantas más relaciones consolides, más posibilidades de ser bendecido tendrás; cuanto más estrecho es tu mundo, menos posibilidades de bendición se presentarán en tu vida.

Nunca debes envidiar nada a nadie, porque tú y solo tú has sido llamado a hacer algo que nadie podrá hacer en tu lugar.

La meta más grande que una persona puede tener es cambiarse a sí mismo;

Para comenzar, no debes esperar nada de nadie, solo de lo que proviene de ti mismo

Cuando repites lo bueno, lo bueno cobra fuerza

Una cosa negativa empaña cien positivas.

Pero si eres una persona decidida y declaras que todo lo que hagas te saldrá bien, todas tus acciones van a estar dirigidas a colaborar para llegar a ese resultado.

Pensar bien te facilita vivir bien. Una actitud constructiva y no destructiva te lleva a obtener logros y éxitos.

lunes, 11 de febrero de 2019

Recuerda que vas a morir. Vive

Paul Kalanithi; Recuerda que vas a morir. Vive

Tú, que buscas qué vida hay en la muerte, ahora descubres que es aire antes respirado. Nuevos nombres desconocidos, viejos nombres olvidados: hasta que el tiempo ponga fin a los cuerpos, no a las almas. ¡Lector!, mientras sigues siendo, transforma el tiempo en pasos hacia tu eternidad. FULKE GREVILLE, primer barón Brooke, «Caelica 83»

«Tenemos dentro las maravillas que buscamos fuera. África entera y todos sus prodigios se hallan en nuestro interior. Somos una parte de la naturaleza tan extraordinaria y fascinante que quien la estudia aprende en un sabio compendio lo que otros se afanan en descifrar en el volumen disperso e interminable del mundo».

Vean lo valiente que es mostrarse uno a sí mismo por completo.

No quiero enterarme de tus inquietudes por pura casualidad. Cuando te digo que me siento aislada, no parece que tú lo consideres un problema. Necesito hacer algo diferente.

Y de esta manera, el futuro que había imaginado, el que estaba a punto de hacerse real, la culminación de décadas de esfuerzo, se evaporó sin más.

La literatura no sólo iluminaba la experiencia ajena, sino que proporcionaba, a mi modo de ver, el material más rico para la reflexión moral.


Yo había llegado a concebir el lenguaje como una fuerza casi sobrenatural que existía entre las personas y hacía que nuestros cerebros, encerrados en cráneos de un centímetro de espesor, entraran en comunión. Una palabra sólo significaba algo entre personas, y el sentido de la vida, su valor, dependía de alguna manera de la profundidad de las relaciones que forjábamos.


Al tomar la cruz de otro es inevitable que uno resulte a veces aplastado por su peso.


Si yo me dedicara a componer libros, haría un registro comentado de muertes diversas: quien enseñara a los hombres a morir les enseñaría al mismo tiempo a vivir. MICHEL DE MONTAIGNE, «Que filosofar es aprender a morir»


Eso era una victoria o una derrota? 


Preguntar: «¿Por qué yo?». (Respuesta: ¿Por qué no yo?)


Volviendo a la literatura para hallar respuestas,



Decidimos tener un hijo. Seguiríamos adelante viviendo, y no muriendo.


Cuyas vidas seguían una trayectoria que ya no era la mía


Ahora sentía, sin embargo, que para entender mis propias experiencias debería traducirlas de nuevo en palabras. Hemingway describió su trabajo de forma similar: primero adquirir ricas experiencias y luego retirarse a pensar y escribir sobre ellas. Me hacían falta palabras para avanzar.


Fue la literatura la que me devolvió a la vida durante esa época. La monolítica incertidumbre de mi futuro resultaba paralizante; el cáncer había modificado todos los cálculos.


Las cinco etapas del duelo y la aflicción —la tópica secuencia «negación → ira → negociación → depresión → aceptación»—,


Durante los últimos meses había procurado con todas mis fuerzas volver a situarme en mi trayectoria anterior al cáncer y había tratado de negarle a la enfermedad el menor impacto en mi vida. Pero por muy desesperadamente que ahora quisiera sentirme victorioso, no dejaba de sentir las pinzas del cangrejo sujetándome y frenándome. El curso del cáncer creaba una existencia tensa y extraña y me planteaba un doble desafío

Periodo de ateísmo blindado,


Las palabras poseen una longevidad de la que yo carezco. 


Cuando se te presente a lo largo de la vida una de esas numerosas ocasiones en las que debas contar tu historia, ofrecer un balance de lo que has sido, has hecho y has significado para el mundo, no dejes de consignar, por favor, que llenaste de una alegría plena los días de un hombre moribundo, una alegría que yo no había conocido en todos los años de mi vida, una alegría que no ansía más y más, sino que descansa, satisfecha. En este momento, ahora, eso es algo enorme.



«El vidente siempre es dicente —escribió Emerson—. De algún modo comunica su sueño; de algún modo llega a hacerlo público, con solemnidad y alegría.» Escribir este libro fue una oportunidad para que ese valeroso vidente se convirtiera en dicente: para que nos enseñara a afrontar la muerte con integridad.


Que cada uno de nosotros formara parte del significado más profundo de la vida del otro es una de las grandes bendiciones que me ha sido concedida.


Aunque estos últimos años habían sido desgarradores y difíciles —a veces, casi imposibles—, también habían sido los más hermosos y profundos de mi vida, pues me habían obligado diariamente a sostener la vida y la muerte, la alegría y el dolor en equilibrio, y me habían permitido explorar otras dimensiones más profundas de la gratitud y el amor.

Frágil, pero nunca débil.


Paul se ha ido, y yo lo echo tremendamente de menos casi a cada momento, creamos juntos. «El duelo no es el final del amor conyugal —escribió C. S. Lewis—, sino una de sus fases: como la luna de miel. Lo que queremos es vivir nuestro matrimonio también con intensidad y fidelidad a lo largo de esa fase.» Cuidar de nuestra hija, cultivar los lazos con la familia, publicar este libro, empeñarse en hacer un trabajo valioso, visitar la tumba de Paul, llorarlo y honrarlo, persistir…, mi amor perdura —sigue vivo— de un modo que jamás habría imaginado.


Ésta fue la vida que se le concedió y esto es lo que él hizo con ella.