miércoles, 27 de diciembre de 2006

Tiempo de Navidad

Ahora es un momento especialmente propicio para que examinemos cómo luchamos contra las propias pasiones, los defectos, el mal carácter...Esa lucha, es fortaleza para combatir las propias debilidades, valentía para no enmascarar las infidelidades personales, audacia para confesar la fe también cuando el ambiente es contrario.
Francisco Fernández Carvajal; Hablar con Dios, Ediciones Palabra,
Madrid, 1986, tomo I, p.44.
Publicar un comentario