viernes, 29 de diciembre de 2006

Tiempo de Navidad

Tendremos dificultades, como las han tenido todos los hombres, pero estas contrariedades no nos quitan la alegría. La dificultad es algo ordinario con lo que debemos contar, y nuestra alegría no puede esperar épocas sin contrariedades, sin tentaciones y sin dolor. Es más, sin los obstáculos que encontramos en nuestra vida no habría posibilidad de crecer en las virtudes.
Francisco Fernández Carvajal; Hablar con Dios, Ediciones Palabra, Madrid, 1986, tomo I, p.54.
Publicar un comentario