sábado, 30 de diciembre de 2006

Tiempo de Navidad

Han sido muchas nuestras faltas y nuestros errores. Sin embargo, son incomparablemente mayores los motivos de agradecimiento, en lo humano y en lo sobrenatural. Son incontables las gracias recibidas, los cuidados de nuestro Angel Custodio, los méritos alcanzados al ofrecer nuestro trabajo o nuestro dolor por los demás, las numerosas ayudas que de otros hemos recibido. No importa que de esta realidad sólo percibamos ahora una parte muy pequeña. Demos gracias a Dios por todos los beneficios recibidos durante el año. Es imposible, conforme a nuestra naturaleza, tener ánimo para cosas grandes quién no entiende que está favorecido por Dios.
Francisco Fernández Carvajal; Hablar con Dios, Ediciones Palabra, Madrid, 1986, Tomo I, p.121

viernes, 29 de diciembre de 2006

Tiempo de Navidad

Tendremos dificultades, como las han tenido todos los hombres, pero estas contrariedades no nos quitan la alegría. La dificultad es algo ordinario con lo que debemos contar, y nuestra alegría no puede esperar épocas sin contrariedades, sin tentaciones y sin dolor. Es más, sin los obstáculos que encontramos en nuestra vida no habría posibilidad de crecer en las virtudes.
Francisco Fernández Carvajal; Hablar con Dios, Ediciones Palabra, Madrid, 1986, tomo I, p.54.

jueves, 28 de diciembre de 2006

Tiempo de Navidad

Una sonrisa, una palabra cordial, un pequeño elogio, evitar tragedias por cosas de poca importancia, hacer más llevadera la vida a otros. Llevar alegría a un mundo que está triste porque se va alejando de Dios.
Francisco Fernández Carvajal; Hablar con Dios, Ediciones Palabra, Madrid, 1986, Tomo I, p.55.

miércoles, 27 de diciembre de 2006

Tiempo de Navidad

Ahora es un momento especialmente propicio para que examinemos cómo luchamos contra las propias pasiones, los defectos, el mal carácter...Esa lucha, es fortaleza para combatir las propias debilidades, valentía para no enmascarar las infidelidades personales, audacia para confesar la fe también cuando el ambiente es contrario.
Francisco Fernández Carvajal; Hablar con Dios, Ediciones Palabra,
Madrid, 1986, tomo I, p.44.

martes, 26 de diciembre de 2006

Tiempo de Navidad

Somos bienaventurados cuando sabemos llevar paz a quienes están afligidos, cuando servimos como instrumento de unión en la familia, entre nuestros compañeros de trabajo, con todas las personas en medio de los sucesos de la vida de cada día.
Francisco Fernández Carvajal; Hablar con Dios, Ediciones Palabra, Madrid, 1986, Tomo I, p.16

domingo, 24 de diciembre de 2006

Adviento, 24 diciembre

¿No tendremos en el propio hogar, o en la oficina, a esa persona herida, física o moralmente, que requiere, con urgencia quizá, nuestra disponibilidad, nuestro afecto y nuestros cuidados?
Francisco Fernandez Carvajal; Hablar con Dios, ediciones Palabras, 1986, barcelona, tomo I, p.20.