domingo, 14 de enero de 2007

Robert G.Ingersoll

En la vida no hay premios ni castigos,
sino consecuencias.
Robert G. Ingersoll; Some Reasons Why.
Publicar un comentario