jueves, 25 de enero de 2007

William Hone


Una hora por la mañana antes del desayuno vale por dos cualquiera del resto del día.
William Hone; Every-Day Book, I, 477
Publicar un comentario