viernes, 6 de abril de 2007

Viernes Santo

¿Qué es lo que vemos cuando miramos el crucifijo? La cruz de Cristo en el Calvario es el testimonio de la fuerza del mal contra el mismo Hijo de Dios; es el poder del mal que en estos momentos parece no tener freno. Incluso Aquél que había vencido al mal, ahora se ve totalmente a disposición del mal. Sin embargo, Cristo es inocente. Él es el único, entre los hombres de toda la historia, libre de pecado, incluso de la desobediencia de Adán y del pecado original.
Pongámonos simplemente de rodillas delante de Cristo crucificado y pidámosle perdón, porque por nosotros, Él tuvo que llegar a sufrir incluso el despojo absoluto de su Padre. Cristo se convierte así en el depositario de toda la culpa de la humanidad. Personalicemos esto y démonos cuenta de que no es un juego que se repite todas las Semanas Santas para que el pueblo cristiano tenga algo de que dolerse y algo de que arrepentirse; es una vida humana la que cargó sobre sí todos mis pecados.
Publicar un comentario