lunes, 28 de mayo de 2007

Jacques Philippe / En La Escuela del Espíritu Santo

La fidelidad a la gracia atrae a otras gracias.
Jacques Philippe; En la Escuela del Espíritu Santo, San Pablo, Buenos Aires, 2006, p.19.

No se trata de aceptar el mal, sino de aceptar la misteriosa sabiduría de Dios que permite el mal.
Jacques Philippe; En la Escuela del Espíritu Santo, San Pablo, Buenos Aires, 2006, p.33.

El Espíritu de Dios es un espíritu de paz, habla y actúa en la paz, nunca en la inquietud y en la agitación.
Jacques Philippe; En la Escuela del Espíritu Santo, San Pablo, Buenos Aires, 2006, p.36.

Dios bendice la actitud de abrir el corazón.
Jacques Philippe; En la Escuela del Espíritu Santo, San Pablo, Buenos Aires, 2006, p.43.

El ejemplo viene a confirmar que la voluntad de Dios está donde existe el máximo de amor, pero no forzosamente donde esté el máximo de sufrimiento…¡Hay más amor en descansar, gracias a la confianza, que en angustiarse por la inquietud!
Jacques Philippe; En la Escuela del Espíritu Santo, San Pablo, Buenos Aires, 2006, p.60.
Publicar un comentario