martes, 23 de octubre de 2007

En lo Secreto / Georges Chevrot

Pero a lo largo de las horas se deja sentir la fatiga, conforme el día se va decidiendo también a declinar, presentándonos una anticipación de la vejez. Esta no se compone simplemente de cansancio, sino que se acompaña de una imperiosa necesidad de recogimiento. Es la edad bienhechora, en que las pasiones se sosiegan….Georges Chevrot; En lo Secreto, 3ªedición (1966),Rialp, Madrid, 1960, p. 275-276.

Nuestra vida se descompone en otras tantas pequeñas vidas como días nos da Dios.
Georges Chevrot; En lo Secreto, 3ªedición (1966),Rialp, Madrid, 1960, p. 276.

Hoy podéis obrar mejor que ayer.
Georges Chevrot; En lo Secreto, 3ªedición (1966),Rialp, Madrid, 1960, p. 277.

Hoy es la medida divina.
Georges Chevrot; En lo Secreto, 3ªedición (1966),Rialp, Madrid, 1960, p. 277.

Nuestras mejores jornadas son aquellas en que el trabajo y el descanso han sido sabiamente equilibrados.
Georges Chevrot; En lo Secreto, 3ªedición (1966),Rialp, Madrid, 1960, p. 278.

El buen día es aquel en el que hacemos todo lo que debemos hacer y en el que hemos hecho a los demás un poco de bien.
Georges Chevrot; En lo Secreto, 3ªedición (1966),Rialp, Madrid, 1960, p. 280.

Admiremos el valor de un día. Cada día es un pensamiento nuevo de Dios sobre nosotros y una nueva etapa que nos conduce hacia él.
Georges Chevrot; En lo Secreto, 3ªedición (1966),Rialp, Madrid, 1960, p. 281.
Publicar un comentario