martes, 4 de diciembre de 2007

El Encuentro / Miguel Angel Martí

No tenemos derecho a trasladar a los otros nuestra visión negativa de la vida.
Miguel-Angel Martí García; El Encuentro Ediciones Internacionales Universitarias, 1993, Madrid, p.90.

Hay personas que se han instalado en el catastrofismo y pintan de negro todo lo que ven. La vida es cara, los jóvenes son sinverguenzas, el tráfico está mal, la televisión es basura, los periódicos son sensacionalistas, los políticos mienten, etc. Pero tal vez quienes así hablan no son sinceros del todo porque guardan una carta que no enseñan, en la que ellos se salvan del naufragio.
Miguel-Angel Martí García; El Encuentro Ediciones Internacionales Universitarias, 1993, Madrid, p.90.

Las caídas acontecen desde las alturas inestables (éxito, fama, prestigio, consideración social, etc).
Miguel-Angel Martí García; El Encuentro Ediciones Internacionales Universitarias, 1993, Madrid, p.91.

La persona madura conoce lo que la vida tiene de dolor, y porque lo conoce trata de solucionar los problemas y recrearse en las cosas bellas y hacer felices a los demás.
Miguel-Angel Martí García; El Encuentro Ediciones Internacionales Universitarias, 1993, Madrid, p.91.

Víctimas somos todos o ninguno. El dolor no hace acepción de personas. Y hay tantos tipos de dolores, que vete a saber cuál tiene cada uno. Parece que misteriosamente hay una distribución equitativa, aunque hay algunos sufrimientos que porque se pueden ver claman al cielo. Supone un egoísmo desmedido pensar únicamente en nuestro dolor, como si nosotros fuéramos una excepción de la condición humana. Supone una ridícula ingenuidad creer que sólo a nosotros nos salen las cosas mal mientras que a casi todos los demás la vida les sonrìe sin depararles ningún tipo de contradicción.
Miguel-Angel Martí García; El Encuentro Ediciones Internacionales Universitarias, 1993, Madrid, p.92.

No vayamos salpicando innecesariamente la vida de los demás con nuestros propios dolores. Miguel-Angel Martí García; El Encuentro Ediciones Internacionales Universitarias, 1993, Madrid, p.93.

Quién inicia una conversación tiene el compromiso moral de no amargar la existencia ajena, sino más bien todo lo contrario: dejarle el regalo de un bonito recuerdo.
Miguel-Angel Martí García; El Encuentro Ediciones Internacionales Universitarias, 1993, Madrid, p.97.
Publicar un comentario