viernes, 16 de marzo de 2007

Jean Daujat (III)

Quien deja los postigos abiertos no es el autor de la luz que ilumina la habitación: El autor es el sol. Pero el que cierra los postigos es causa de la oscuridad que reine en ella.
Jean Daujat; Vivir el Cristianismo, 2ºEd., Rialp, Madrid, 1965, p. 50.

Cuanto más se sufre más amor se necesita para ofrecer el sufrimiento por amor.
Jean Daujat; Vivir el Cristianismo, 2ºEd., Rialp, Madrid, 1965, p. 122.

Lo que en el pasado hemos hecho ya está hecho, y no lo podemos cambiar. Si Dios ha permitido que sucediera, aceptémoslo humildemente.
Jean Daujat; Vivir el Cristianismo, Rialp, Madrid, 1965, p. 116.

jueves, 15 de marzo de 2007

Jean Daujat

La vida de Dios se nos da por la gracia.
Jean Daujat; Vivir el Cristianismo, 2ºEd., Rialp, Madrid, 1965, p.30.

La caridad va a alimentar, vestir, alojar y visitar a nuestros hermanos, para alimentar, vestir, alojar y visitar la vida de Dios que vive en ellos.
Jean Daujat; Vivir el Cristianismo, 2ºEd, Rialp, Madrid, 1965, p.32.

Sólo Dios ve las inclinaciones interiores del corazón y los motivos profundos de las decisiones.
Jean Daujat; Vivir el Cristianismo, 2ºEd., Rialp, Madrid, 1965, p. 48.

miércoles, 14 de marzo de 2007

Jean Daujat (I)

Para dar dirección a nuestra vida tenemos que determinar el itinerario de viaje, elegir el Medio de transporte y las maletas necesarias.
Jean Daujat; Vivir el Cristianismo, 2ºEd., Rialp, Madrid, 1965, p. 17.

Hay siempre un fin al que se entrega la vida y que arrastra todo el dinamismo del querer.
Jean Daujat; Vivir el Cristianismo, 2ºEd., Rialp, Madrid, 1965, p.21.

La calidad de nuestro amor da la calidad de nuestro ser.
Jean Daujat; Vivir el Cristianismo, Rialp, Madrid, 1965, p.23.

Dios revela a nuestra fe todo lo que él conoce de sí mismo, de manera que adhiriéndonos por la fe a lo que Dios nos revela de él, le conocemos en toda su realidad divina a pesar de la oscuridad impenetrable en que permanece envuelto.
Jean Daujat; Vivir el Cristianismo, 2ºEd., Rialp, Madrid, 1965, p. 29.

martes, 13 de marzo de 2007

Georges Chevrot (V)


El carácter, es la fuerza del alma que capacita a un ser humano para decidirse y gobernarse por sí mismo.
Georges Chevrot; Las Bienaventuranzas, Rialp, Madrid, 1970, p.204.

Las ideas no son amplias, ni estrechas. son justas o falsas.
Georges Chevrot; Las Bienaventuranzas, Rialp, Madrid, 1970, p. 207.

En un reloj, el resorte y el péndulo se contraponen constantemente, y esa misma contraposición suya es la que asegura la puntualidad del mecanismo.
Georges Chevrot; Las Bienaventuranzas, Rialp, Madrid, 1970, p.219.

lunes, 12 de marzo de 2007

Georges Chevrot (IV)

"Yo creo" no significa "yo sé", ni siquiera "yo estoy seguro".
Georges Chevrot; Las Bienaventuranzas, Rialp, Madrid, 1970, p.190.

Creo en ti es un grito de admiración.
Georges Chevrot; Las Bienaventuranzas, Rialp, Madrid, 1970, p.190.

El desenfreno de costumbres priva al que lo vive de la posibilidad, primero de gustar, y luego de comprender las realidades religiosas.
Georges Chevrot; Las Bienaventuranzas, Rialp, Madrid, 1970, p.194.

La conciencia es un órgano de tal modo flexible que una nimiedad basta para falsearlo.
Georges Chevrot; Las Bienaventuranzas, Rialp, Madrid, 1970, p.199.