viernes, 16 de marzo de 2007

Jean Daujat (III)

Quien deja los postigos abiertos no es el autor de la luz que ilumina la habitación: El autor es el sol. Pero el que cierra los postigos es causa de la oscuridad que reine en ella.
Jean Daujat; Vivir el Cristianismo, 2ºEd., Rialp, Madrid, 1965, p. 50.

Cuanto más se sufre más amor se necesita para ofrecer el sufrimiento por amor.
Jean Daujat; Vivir el Cristianismo, 2ºEd., Rialp, Madrid, 1965, p. 122.

Lo que en el pasado hemos hecho ya está hecho, y no lo podemos cambiar. Si Dios ha permitido que sucediera, aceptémoslo humildemente.
Jean Daujat; Vivir el Cristianismo, Rialp, Madrid, 1965, p. 116.

jueves, 15 de marzo de 2007

Jean Daujat

La vida de Dios se nos da por la gracia.
Jean Daujat; Vivir el Cristianismo, 2ºEd., Rialp, Madrid, 1965, p.30.

La caridad va a alimentar, vestir, alojar y visitar a nuestros hermanos, para alimentar, vestir, alojar y visitar la vida de Dios que vive en ellos.
Jean Daujat; Vivir el Cristianismo, 2ºEd, Rialp, Madrid, 1965, p.32.

Sólo Dios ve las inclinaciones interiores del corazón y los motivos profundos de las decisiones.
Jean Daujat; Vivir el Cristianismo, 2ºEd., Rialp, Madrid, 1965, p. 48.

miércoles, 14 de marzo de 2007

Jean Daujat (I)

Para dar dirección a nuestra vida tenemos que determinar el itinerario de viaje, elegir el Medio de transporte y las maletas necesarias.
Jean Daujat; Vivir el Cristianismo, 2ºEd., Rialp, Madrid, 1965, p. 17.

Hay siempre un fin al que se entrega la vida y que arrastra todo el dinamismo del querer.
Jean Daujat; Vivir el Cristianismo, 2ºEd., Rialp, Madrid, 1965, p.21.

La calidad de nuestro amor da la calidad de nuestro ser.
Jean Daujat; Vivir el Cristianismo, Rialp, Madrid, 1965, p.23.

Dios revela a nuestra fe todo lo que él conoce de sí mismo, de manera que adhiriéndonos por la fe a lo que Dios nos revela de él, le conocemos en toda su realidad divina a pesar de la oscuridad impenetrable en que permanece envuelto.
Jean Daujat; Vivir el Cristianismo, 2ºEd., Rialp, Madrid, 1965, p. 29.

martes, 13 de marzo de 2007

Georges Chevrot (V)


El carácter, es la fuerza del alma que capacita a un ser humano para decidirse y gobernarse por sí mismo.
Georges Chevrot; Las Bienaventuranzas, Rialp, Madrid, 1970, p.204.

Las ideas no son amplias, ni estrechas. son justas o falsas.
Georges Chevrot; Las Bienaventuranzas, Rialp, Madrid, 1970, p. 207.

En un reloj, el resorte y el péndulo se contraponen constantemente, y esa misma contraposición suya es la que asegura la puntualidad del mecanismo.
Georges Chevrot; Las Bienaventuranzas, Rialp, Madrid, 1970, p.219.

lunes, 12 de marzo de 2007

Georges Chevrot (IV)

"Yo creo" no significa "yo sé", ni siquiera "yo estoy seguro".
Georges Chevrot; Las Bienaventuranzas, Rialp, Madrid, 1970, p.190.

Creo en ti es un grito de admiración.
Georges Chevrot; Las Bienaventuranzas, Rialp, Madrid, 1970, p.190.

El desenfreno de costumbres priva al que lo vive de la posibilidad, primero de gustar, y luego de comprender las realidades religiosas.
Georges Chevrot; Las Bienaventuranzas, Rialp, Madrid, 1970, p.194.

La conciencia es un órgano de tal modo flexible que una nimiedad basta para falsearlo.
Georges Chevrot; Las Bienaventuranzas, Rialp, Madrid, 1970, p.199.

El entierro de Roger Malvin

Susceptibles de recibir la   luz de luna de lo novelesco.   La imaginación, si tiene el juicio de dejar en la sombra ciertos incidentes,   L...