viernes, 19 de diciembre de 2008

Exagerar en virtud

Siente la responsabilidad de tu misión:¡ Te está contemplando el cielo entero!
San Josemaría Escrivá de Balaguer, Forja, 50.

…Dios está aquí: no hay cosa mejor que contarle a El las penas, para que dejen de ser penas.
San Josemaría Escrivá de Balaguer, Forja, 54.

...Que tu vida no se apague en el terreno sobrenatural….
San Josemaría Escrivá de Balaguer, Forja, 61.

..Señor, aquí me tienes….
San Josemaría Escrivá de Balaguer, Forja, 73.

Tu oración no puede quedarse en meras palabras: ha de tener realidades y consecuencias prácticas.
San Josemaría Escrivá de Balaguer, Forja, 75.

…Si faltas a la caridad, será por escasa vida interior: no por tener mal carácter.
San Josemaría Escrivá de Balaguer, Forja, 79.

Si eres buen hijo de Dios, del mismo modo que el pequeño necesita de la presencia de sus padres al levantarse y al acostarse, tu primer y último pensamiento de cada día serán para El.
San Josemaría Escrivá de Balaguer, Forja, 80.

Has de ser constante y exigente en tus normas de piedad…..
San Josemaría Escrivá de Balaguer, Forja, 81.

Contempla al Señor detrás de cada acontecimiento, de cada circunstancia…..
San Josemaría Escrivá de Balaguer, Forja, 96.

Jesús, si en mi hay algo que te desagrada, dímelo, para que lo arranquemos.
San Josemaría Escrivá de Balaguer, Forja, 108.

Hay un enemigo de la vida interior, pequeño, tonto; pero muy eficaz, por desgracia: el poco empeño en el exámen de conciencia.
San Josemaría Escrivá de Balaguer, Forja, 109.

…Exagerar en virtud…
San Josemaría Escrivá de Balaguer, Forja, 118.

…Que tus conversaciones no giren en torno a tí mismo.
San Josemaría Escrivá de Balaguer, Forja, 152.

…La santidad no tiene la rigidez del cartón: sabe sonreír, ceder, esperar. Es vida: vida sobrenatural.
San Josemaría Escrivá de Balaguer, Forja, 156.

…Que tus enfermedades, tus caídas, no te aparten de Cristo:¡Que te acerquen a El!
San Josemaría Escrivá de Balaguer, Forja, 158.

…Todos los días son buenos para las decisiones buenas…Suelen ser unos pobres derrotistas los que esperan el año nuevo para comenzar…., porque, además, luego…¡no comienzan!
San Josemaría Escrivá de Balaguer, Forja, 163.
Publicar un comentario