miércoles, 13 de agosto de 2008

Educar El Carácter II

El amor pugna de continuo contra el egoísmo, y éste tiene una prodigiosa capacidad de reflorecimiento.
Alfonso Aguiló; Educar El Carácter; 7ª edición, Ediciones Palabra S.A., Madrid, 2003, p.64.

Analizar serenamente el modo de divertirse.
Alfonso Aguiló; Educar El Carácter; 7ª edición, Ediciones Palabra S.A., Madrid, 2003, p.65.

Ningún hombre conoce lo malo que es hasta que no ha tratado de esforzarse por ser bueno. Sólo podrás conocer la fuerza de un viento tratando de caminar contra él.
C.S.Lewis en Alfonso Aguiló; Educar El Carácter; 7ª edición, Ediciones Palabra S.A., Madrid, 2003, p.69.

Apostar por algo en la vida, sin resignarse a que todo siga en la mediocridad.
Alfonso Aguiló; Educar El Carácter; 7ª edición, Ediciones Palabra S.A., Madrid, 2003, p.71.

La alegría es una muestra de que va bien todo el entramado de virtudes de una persona.
Alfonso Aguiló; Educar El Carácter; 7ª edición, Ediciones Palabra S.A., Madrid, 2003, p.79.

El bien debe ser supuesto, el mal debe ser probado.
Alfonso Aguiló; Educar El Carácter; 7ª edición, Ediciones Palabra S.A., Madrid, 2003, p.86.

Hay quién dijo que si pudiéramos leer la historia secreta de nuestros enemigos, hallaríamos en sus vidas penas y sufrimientos suficientes como para desarmar toda nuestra hostilidad.
Alfonso Aguiló; Educar El Carácter; 7ª edición, Ediciones Palabra S.A., Madrid, 2003, p.87.

Mafalda encontró llorando desconsoladamente a su hermano:- ¿Qué te pasa Guille?- Me duelen los pies – responde entre pucheros. Mafalda se fija en los pies del crío y le explica:- Claro, Guille, te has puesto los zapatos cambiados de pie.Guille, tras comprobar el hecho indiscutible, comienza a berrear más fuerte. Mafalda le interrumpeY ahora? Ahora me duele mi orgullo!...
Alfonso Aguiló; Educar El Carácter; 7ª edición, Ediciones Palabra S.A., Madrid, 2003, p.89.

Los fracasos son algo connatural al hombre, le siguen como la sombra al cuerpo.
Alfonso Aguiló; Educar El Carácter; 7ª edición, Ediciones Palabra S.A., Madrid, 2003, p.89.

Debemos aprender a darnos cuenta de que no es una tragedia equivocarse, puesto que la calidad humana no está en no fallar, sino en saber reponerse de esos errores.
Alfonso Aguiló; Educar El Carácter; 7ª edición, Ediciones Palabra S.A., Madrid, 2003, p.89.

No echarse toneladas de basura encima.
Alfonso Aguiló; Educar El Carácter; 7ª edición, Ediciones Palabra S.A., Madrid, 2003, p.92.

Ejercítate cada día en vencerte, aunque sea en cosas muy pequeñas.
Alfonso Aguiló; Educar El Carácter; 7ª edición, Ediciones Palabra S.A., Madrid, 2003, p.131.

Recuerda aquello de que por un clavo se perdió una herradura, por una herradura un caballo, por un caballo un caballero, por un caballero una batalla, por una batalla un ejército, por un ejército, un imperio…
Alfonso Aguiló; Educar El Carácter; 7ª edición, Ediciones Palabra S.A., Madrid, 2003, p.131.

Los padres deben alabar más el esfuerzo de los hijos y elogiar menos sus dotes intelectuales, pues lo primero produce estímulo y lo segundo vanidad.
Alfonso Aguiló; Educar El Carácter; 7ª edición, Ediciones Palabra S.A., Madrid, 2003, p.131.