viernes, 28 de agosto de 2009

Su pecado consistía en pensar que no tenía pecados.
Francisco Luna y Luca de Tena; Como Confesarse Bien, Cuadernos Proa Nª3, (1976), Sexta Edición, Santiago de Chile, 1993, p. 10.

La soberbia o el amor propio, o la falta de sinceridad, nos impiden reconocer que en el fondo todos tenemos algo de que arrepentirnos.
Francisco Luna y Luca de Tena; Como Confesarse Bien, Cuadernos Proa Nª3, (1976), Sexta Edición, Santiago de Chile, 1993, p. 10.


1 comentario:

Angel dijo...

En una palabra . El Yo. Ese hombre viejo del cual nos cuesta tanto despegarnos. Me gustan todas las citas de Luca de Tena. Felicidades una vez más. Pásate por el blog. Hemos creado una campaña de oración los sábados. El Rosario por los blogueros. Si quieres Ya sabes....