lunes, 29 de marzo de 2010

Por mucho imaginar enferma la memoria

Ni siquiera sicológicamente hablando es posible el desarrollo de la personalidad sin una gran cantidad de renuncias. El hombre, como la obra de arte, se hace a base de renunciamientos.
La vida en Dios, Introducción a la Vida Espiritual y Sermones Capitulares Cartujos (1951), Ediciones Rialp,5ª edición,Madrid, 1991, p.31.

El recogimiento es el secreto de la vida de oración. Y que este amoroso silencio interior – exige una generosidad sin fronteras.
La vida en Dios, Introducción a la Vida Espiritual y Sermones Capitulares Cartujos (1951), Ediciones Rialp,5ª edición,Madrid, 1991, p.36.

Recogerse no significa olvidar, significa atender, como un hijo atiende al padre que le habla.
La vida en Dios, Introducción a la Vida Espiritual y Sermones Capitulares Cartujos (1951), Ediciones Rialp,5ª edición,Madrid, 1991, p.36.

Consérvate para Dios, y entonces lo verás todo más bello.
La vida en Dios, Introducción a la Vida Espiritual y Sermones Capitulares Cartujos (1951), Ediciones Rialp,5ª edición,Madrid, 1991, p.37.

Por el mucho imaginar enferma la memoria. Ramón Llull en La vida en Dios, Introducción a la Vida Espiritual y Sermones Capitulares Cartujos (1951), Ediciones Rialp,5ª edición,Madrid, 1991, p.37.

Frena tu fantasía y serás alma de oración.
La vida en Dios, Introducción a la Vida Espiritual y Sermones Capitulares Cartujos (1951), Ediciones Rialp,5ª edición,Madrid, 1991, p.37.

Está bien que trabajes para tapar una a una las grietas por donde el recogimiento se te escapa, pero es mejor que enciendas un gran fuego en el centro de tu corazón, y así ningún frío podrá atarazar tu interior vitalidad enamorada.
La vida en Dios, Introducción a la Vida Espiritual y Sermones Capitulares Cartujos (1951), Ediciones Rialp,5ª edición,Madrid, 1991, p.39.

Cuando vuelvo mi vista atrás y miro mi vida pasada, debo confesarme que hacía tan pocos progresos en la vida espiritual porque me faltaba la meta precisa.
La vida en Dios, Introducción a la Vida Espiritual y Sermones Capitulares Cartujos (1951), Ediciones Rialp,5ª edición,Madrid, 1991, p.74.

Toda alma que quiere amar desconfía de lo que es demasiado fácil.
La vida en Dios, Introducción a la Vida Espiritual y Sermones Capitulares Cartujos (1951), Ediciones Rialp,5ª edición,Madrid, 1991, p.119.

Lo entonado, lo acorde, es sencillo; lo que desafina es complicado. La simplicidad es el signo de Dios.
La vida en Dios, Introducción a la Vida Espiritual y Sermones Capitulares Cartujos (1951), Ediciones Rialp,5ª edición,Madrid, 1991, p.119.

Si somos sencillos con Dios también lo seremos con los hombres.
La vida en Dios, Introducción a la Vida Espiritual y Sermones Capitulares Cartujos (1951), Ediciones Rialp,5ª edición,Madrid, 1991, p.120.
Publicar un comentario