martes, 31 de agosto de 2010

La Misa exige interioridad

En la misa no se está; se participa.
La misa no es de otros; es mía.
La misa no es algo más; es el centro.
En la misa no todo es visible; hay muchas cosas que no se ven.
La misa no es un capricho es una necesidad
La misa no es aburrimiento; es apasionante.
La misa exige interioridad.
José Pedro Manglano Castellary; La Misa, 16 edición, Ed.desclée de Brouwer, S.A.,1996, Contratapa.

¿Cuántos estáis en misa? No cuentes la gente, porque fallarás.¡Increíble! ¿Cuántos? Toda la humanidad.
José Pedro Manglano Castellary; La Misa, 16 edición, Ed.desclée de Brouwer, S.A.,1996, p.10.
Publicar un comentario