viernes, 6 de agosto de 2010

Mantener palpitante el corazón

No se puede andar haciendo equilibrios en las fronteras del mal.
San Josemaría Escrivá de Balaguer; Amigos de Dios, Porque verán a Dios, 186.

Se oye a veces decir que actualmente son menos frecuentes los milagros. ¿No será que son menos las almas que viven vida de fe?.
San Josemaría Escrivá de Balaguer; Amigos de Dios, Vida de fe, 190.

Jesús…. adoctrina con palabras y con obras.
San Josemaría Escrivá de Balaguer; Amigos de Dios, Vida de fe, 192.

He visto, en muchas vidas, que la esperanza en Dios enciende maravillosas hogueras de amor, con un fuego que mantiene palpitante el corazón, sin desánimos, sin decaimientos, aunque a lo largo del camino se sufra, y a veces se sufra de veras.
San Josemaría Escrivá de Balaguer; Amigos de Dios, La esperanza del cristiano, 205.

Déjate de construir castillos con la fantasía, decídete a abrir tu alma a Dios, pues exclusivamente en el Señor hallarás fundamento real para tu esperanza y para hacer el bien a los demás.
San Josemaría Escrivá de Balaguer; Amigos de Dios, La esperanza del cristiano, 211.

Tanto se ha acercado el Señor a las criaturas, que todos guardamos en el corazón hambres de altura, ansias de subir muy alto, de hacer el bien. Si remuevo en ti ahora esas aspiraciones, es porque quiero que te convenzas de la seguridad que El ha puesto en tu alma: si le dejas obrar, servirás —donde estás— como instrumento útil, con una eficacia insospechada. Para que no te apartes por cobardía de esa confianza que Dios deposita en ti, evita la presunción de menospreciar ingenuamente las dificultades que aparecerán en tu camino de cristiano.
San Josemaría Escrivá de Balaguer; Amigos de Dios, La esperanza del cristiano, 214.
Publicar un comentario