viernes, 21 de enero de 2011

El Libro del arte de vivir

La mayor parte del tiempo perdido se pierde por querer ganar tiempo.
Anselm Grun; El libro del arte de vivir; Sal Terrae,3 Edición, 2003, Bilbao, España, p. 52.

Vivir apresurado es odiarse.
Anselm Grun; El ibro del arte de vivir; Sal Terrae,3 Edición, 2003, Bilbao, España, p. 55.

El que no respeta la noche, no se merece el día.
Proverbio italiano en Anselm Grun; El libro del arte de vivir; Sal Terrae, 3 Edición, 2003, Bilbao, España, p. 57

Quién no tiene sensibilidad ante la grandeza de la noche, tampoco puede disfrutar del día. Anselm Grun; El libro del arte de vivir; Sal Terrae,3 Edición, 2003, Bilbao, España, p. 56.

Si no se vive al ritmo del día y de la noche, no se pueden tener vivencias íntimas del misterio de la vida.
Anselm Grun; El libro del arte de vivir; Sal Terrae,3 Edición, 2003, Bilbao, España, p. 56.

La oración de la mañana se expresa en palabras de oro.
Anselm Grun; El libro del arte de vivir; Sal Terrae,3 Edición, 2003, Bilbao, España, p. 56.

La eternidad es cuando al presente no le falta nada.
Boecio en Anselm Grun; El ibro del arte de vivir; Sal Terrae,3 Edición, 2003, Bilbao, España, p. 68.

El alma necesita fiestas.
Anselm Grun; El ibro del arte de vivir; Sal Terrae,3 Edición, 2003, Bilbao, España, p. 90.

Lo que en breve tiempo se consigue, en breve tiempo se pierde.
Anselm Grun; El ibro del arte de vivir; Sal Terrae,3 Edición, 2003, Bilbao, España, p. 113.

Nunca valores un día por la cosecha que recojas por la tarde. Valóralo por las semillas que hayas sembrado.
Anselm Grun; El ibro del arte de vivir; Sal Terrae,3 Edición, 2003, Bilbao, España, p. 122.

Busca la profundidad en tus relaciones….Sé una bendición para los demás.
Anselm Grun; El libro del arte de vivir; Sal Terrae,3 Edición, 2003, Bilbao, España, p. 133.

miércoles, 19 de enero de 2011

Su modo de ser Dios pone en crisis nuestro modo de ser hombres

A veces la gente adora a “otros Dioses” sin darse cuenta.
Luz para el mundo; El magisterio de Benedicto XVI, 2005-2006, Selección de textos, Editor Nicolás Massmann, Centro de estudios cultura cristiana, 2009, Chile, p.149.

La comunión diaria permite encontrar el centro de la vida. Luz para el mundo; El magisterio de Benedicto XVI, 2005-2006, Selección de textos, Editor Nicolás Massmann, Centro de estudios cultura cristiana, 2009, Chile, p.165.

La confesión frecuente ayuda a la madurez de nuestra alma. Luz para el mundo; El magisterio de Benedicto XVI, 2005-2006, Selección de textos, Editor Nicolás Massmann, Centro de estudios cultura cristiana, 2009, Chile, p.175.
Mientras se pierde el sentido del pecado aumentan los complejos de culpa.
Luz para el mundo; El magisterio de Benedicto XVI, 2005-2006, Selección de textos, Editor Nicolás Massmann, Centro de estudios cultura cristiana, 2009, Chile, p.179.

La felicidad está en la entrega y no en la comodidad.
Luz para el mundo; El magisterio de Benedicto XVI, 2005-2006, Selección de textos, Editor Nicolás Massmann, Centro de estudios cultura cristiana, 2009, Chile, p.181.

Convertirse quiere decir dejarse conquistar por Jesús.
Luz para el mundo; El magisterio de Benedicto XVI, 2005-2006, Selección de textos, Editor Nicolás Massmann, Centro de estudios cultura cristiana, 2009, Chile, p.181.

Toda música de calidad remite a lo divino.
Luz para el mundo; El magisterio de Benedicto XVI, 2005-2006, Selección de textos, Editor Nicolás Massmann, Centro de estudios cultura cristiana, 2009, Chile, p.186.

La señal de Dios es la sencillez.
Luz para el mundo; El magisterio de Benedicto XVI, 2005-2006, Selección de textos, Editor Nicolás Massmann, Centro de estudios cultura cristiana, 2009, Chile, p.193.

Su modo de ser Dios pone en crisis nuestro modo de ser hombres.
Luz para el mundo; El magisterio de Benedicto XVI, 2005-2006, Selección de textos, Editor Nicolás Massmann, Centro de estudios cultura cristiana, 2009, Chile, p.221.

No debemos sospechar nunca del amor de Dios.
Luz para el mundo; El magisterio de Benedicto XVI, 2005-2006, Selección de textos, Editor Nicolás Massmann, Centro de estudios cultura cristiana, 2009, Chile, p.240.