sábado, 11 de agosto de 2012

¡Que la gente que esté a tu alrededor lo pase bien!


¡Qué la gente que esté a tu alrededor lo pase bien!
Jesús Urteaga; Cartas a los hombres (1975),  Rialp, 3 edición, 1977, Madrid, p.108.

Se ha dicho que sólo el que tiene un corazón limpio es capaz de reir de verdad.
Jesús Urteaga; Cartas a los hombres (1975),  Rialp, 3 edición, 1977, Madrid, p.139.

Es poco rezar cuando Dios nos ha dado cabeza, corazón, manos y dinero para que lo pongamos al servicio de los demás.
Jesús Urteaga; Cartas a los hombres (1975),  Rialp, 3 edición, 1977, Madrid, p.173.

A la justicia se puede faltar de dos maneras: por no respetar los derechos del prójimo y por usar mal de los bienes que nos han sido confiados.
Jesús Urteaga; Cartas a los hombres (1975),  Rialp, 3 edición, 1977, Madrid, p.173.

La avaricia es vicio de viejos.
Jesús Urteaga; Cartas a los hombres (1975),  Rialp, 3 edición, 1977, Madrid, p.177.

Las quejas desmoronan la paz de un hogar.
Jesús Urteaga; Cartas a los hombres (1975),  Rialp, 3 edición, 1977, Madrid, p.190.

¡Cuánto milagro de la gracia pasa inadvertido a los ojos abiertos de los hombres!
Jesús Urteaga; Cartas a los hombres (1975),  Rialp, 3 edición, 1977, Madrid, p.191.

El amor es la única moneda que cuenta allá arriba y aquí abajo.
Jesús Urteaga; Cartas a los hombres (1975),  Rialp, 3 edición, 1977, Madrid, p.326.

Madres ponerse guapas es amor.
Jesús Urteaga; Cartas a los hombres (1975),  Rialp, 3 edición, 1977, Madrid, p.329.


Publicar un comentario