lunes, 26 de marzo de 2012

Dios ama a cada uno

En el nuevo y en el antiguo testamento podemos observar la gran confianza que Dios deposita en aquellos a quienes encomienda la tarea de orientar a otras personas; en ocasiones les confía dirigir a almas llamadas por Dios a cimas muy altas. 
Francisco Fernández Carvajal; Para llegar a Puerto (2010), Palabra, 4ª edición, 2011, Madrid, p. 6.

La humildad de ser solo instrumento. 
Francisco Fernández Carvajal; Para llegar a Puerto (2010), Palabra, 4ª edición, 2011, Madrid, p. 15.

Para que el pincel sea útil en manos del pintor, ha de recoger bien los colores y permitir trazar rasgos gruesos o finos, tonos enérgicos o menos fuertes. 
Francisco Fernández Carvajal; Para llegar a Puerto (2010), Palabra, 4ª edición, 2011, Madrid, p. 16.

Dios no se repite. 
Francisco Fernández Carvajal; Para llegar a Puerto (2010), Palabra, 4ª edición, 2011, Madrid, p. 41.

Educar la voluntad significa querer guiarse cada vez con más finura por lo que dios quiere de ella. 
Francisco Fernández Carvajal; Para llegar a Puerto (2010), Palabra, 4ª edición, 2011, Madrid, p. 84.

La vida interior se apoya, ante todo, en sentirse queridos por Dios con amor personal e irrepetible. 
Francisco Fernández Carvajal; Para llegar a Puerto (2010), Palabra, 4ª edición, 2011, Madrid, p.96.

Dios ama a cada uno. Esta es la verdad consoladora que debe presidir la lucha del alma por mejorar. Francisco Fernández Carvajal; Para llegar a Puerto (2010), Palabra, 4ª edición, 2011, Madrid, p. 96.

Dios es simpre la fuerza y el descanso que necesitan las almas, el refugio donde una y otra vez buscamos amparo. 
Francisco Fernández Carvajal; Para llegar a Puerto (2010), Palabra, 4ª edición, 2011, Madrid, p.102.

Quién se siente hijo de Dios no pierde la paz, ni siquiera en los momentos más duros; la conciencia de su filiación divina le libera de sus tensiones interiores. 
Francisco Fernández Carvajal; Para llegar a Puerto (2010), Palabra, 4ª edición, 2011, Madrid, p.104.

Enseñar a luchar es ayudar a concretar. 
Francisco Fernández Carvajal; Para llegar a Puerto (2010), Palabra, 4ª edición, 2011, Madrid, p. 155.

Santo Tomás enseña que la vida es larga cuando está llena, y esta plenitud no se mide por el tiempo, sino por las obras. Se vive una vida llena cuando está repleta de virtudes y de frutos; entonces se ha vivido mucho, aunque muera joven el cuerpo.
Francisco Fernández Carvajal; Para llegar a Puerto (2010), Palabra, 4ª edición, 2011, Madrid, p. 241.

No se está triste cuando de verdad se anda con la mirada puesta en el señor, y se es generoso en lo que pide en esa situación, quizá costosa. . 
Francisco Fernández Carvajal; Para llegar a Puerto (2010), Palabra, 4ª edición, 2011, Madrid, p. 246.

El entierro de Roger Malvin

Susceptibles de recibir la   luz de luna de lo novelesco.   La imaginación, si tiene el juicio de dejar en la sombra ciertos incidentes,   L...