martes, 8 de enero de 2013

El amor a nosotros mismos comienza por no criticarnos jamás.


Aprobarse y aceptarse a sì mismo en el ahora es el primer paso hacia un cambio positivo en todos los ámbitos de la vida.
Louise L. Hay; Usted Puede Sanar su Vida, Urano, 1984, Barcelona, p.23.

El amor a nosotros mismos comienza por no criticarnos jamás.
Louise L. Hay; Usted Puede Sanar su Vida, Urano, 1984, Barcelona, p.23.

Cualquier edad es buena para empezar una carrera, especialmente cuando se hace por diversión.
Louise L. Hay; Usted Puede Sanar su Vida, Urano, 1984, Barcelona, p.76.

Concederse todos los días unos momentos de tranquilidad para reflexionar sobre su proceso de cambio.
Louise L. Hay; Usted Puede Sanar su Vida, Urano, 1984, Barcelona, p.83.

Una de las cosas realmente grandes es que no tenemos que saber cómo.
Louise L. Hay; Usted Puede Sanar su Vida, Urano, 1984, Barcelona, p.84.

Dejemos que los recuerdos no sean más que recuerdos. 
Louise L. Hay; Usted Puede Sanar su Vida, Urano, 1984, Barcelona, p.89.

Combatir lo negativo es una total pérdida de tiempo, si lo que usted realmente quiere es llevar a cabo cambios en su vida. Cuanto más insista en lo que no quiere, tanto más estará creándolo. 
Louise L. Hay; Usted Puede Sanar su Vida, Urano, 1984, Barcelona, p.96.

Aquello en que se fija la atención es lo que crece y se consolida. Apártese de lo negativo para fijar la atención en aquello que realmente quiere ser o tener. 
Louise L. Hay; Usted Puede Sanar su Vida, Urano, 1984, Barcelona, p.96.

Aprenda a usar afirmaciones positivas tanto al hablar como al pensar. 
Louise L. Hay; Usted Puede Sanar su Vida, Urano, 1984, Barcelona, p.96.

Aprobarse y aceptarse implican no autocriticarse para nada. 
Louise L. Hay; Usted Puede Sanar su Vida, Urano, 1984, Barcelona, p.97.

La autoaprobación y la aceptación de uno mismo son las claves de los cambios positivos. 
Louise L. Hay; Usted Puede Sanar su Vida, Urano, 1984, Barcelona, p.97.
  
Al fin y al cabo todo es temporal. 
Louise L. Hay; Usted Puede Sanar su Vida, Urano, 1984, Barcelona, p.115.

Por la noche, cuando se acueste, cierre los ojos y agradezca todo lo que hay de bueno en su vida. Su gratitud le traerá más bendiciones. 
Louise L. Hay; Usted Puede Sanar su Vida, Urano, 1984, Barcelona, p.116. 

Publicar un comentario