miércoles, 20 de marzo de 2013

Se ha demostrado que el 85% del diálogo interno es negativo y puede ser contraproducente para nuestro éxito personal.


Comenzamos a ceder a fuentes externas gran parte de la responsabilidad por nuestro éxito personal. Es como si voluntariamente hubiésemos decidido renunciar a jugar nuestro papel en el logro de nuestros propios sueños, acaso por desesperanza, temor, cobardía o simplemente pereza. 
Camilo Cruz; Arquitectura del Éxito, Taller del éxito, 7 edición, Colombia, 2002, p. 7-8.

Cada situación imprevista que encuentres a lo largo del camino te da la oportunidad de responder positivamente o de reaccionar negativamente, y es precisamente esta respuesta la que determina el grado de felicidad o infelicidad que experimentemos como resultado de este hecho. 
Camilo Cruz; Arquitectura del Éxito, Taller del éxito, 7 edición, Colombia, 2002, p. 12.

Recuerda que toda meta que no se traduzca en acción inmediata no es una buena meta. ¡Empieza hoy mismo! 
Camilo Cruz; Arquitectura del Éxito, Taller del éxito, 7 edición, Colombia, 2002, p. 14.

Donde otros ven problemas y obstáculos, yo veo retos y oportunidades. 
Camilo Cruz; Arquitectura del Éxito, Taller del éxito, 7 edición, Colombia, 2002, p. 26.

No son los caminos los que terminan, sino las personas, las que deciden detenerse. Por eso, me aseguro de no detenerme en la realización de una vida plena y feliz. Camilo Cruz; Arquitectura del Éxito, Taller del éxito, 7 edición, Colombia, 2002, p. 27.

Tu mente subconsciente no puede protegerse de los pensamientos negativos que se encuentran en tu consciente. Tu actitud mental está forjada por todo aquello en lo que piensas constantemente y todas las ideas a las cuales te expones. 
Camilo Cruz; Arquitectura del Éxito, Taller del éxito, 7 edición, Colombia, 2002, p.80.

Se ha demostrado que el 85% del diálogo interno es negativo y puede ser contraproducente para nuestro éxito personal. 
Camilo Cruz; Arquitectura del Éxito, Taller del éxito, 7 edición, Colombia, 2002, p. 81.

Que mi relación personal con Dios se traduzca en una mejor relación con todas aquellas personas con las cuales tenga la oportunidad de entrar en contacto. Camilo Cruz; Arquitectura del Éxito, Taller del éxito, 7 edición, Colombia, 2002, p. 93.

Entre las diversas causas de los altos niveles de estrés, depresión y agotamiento en el trabajo, la falta de recreación está muy alto en la lista de factores agravantes de estos males. 
Camilo Cruz; Arquitectura del Éxito, Taller del éxito, 7 edición, Colombia, 2002, p. 109.

Son las metas grandes las que sacan a relucir el enorme potencial que reside dentro de cada uno de nosotros. 
Camilo Cruz; Arquitectura del Éxito, Taller del éxito, 7 edición, Colombia, 2002, p. 139.

¿Por qué si nuestra familia ocupa una prioridad tan alta en nuestras vidas, nuestras acciones no siempre se orientan a darle solidez a esta unión? 
Camilo Cruz; Arquitectura del Éxito, Taller del éxito, 7 edición, Colombia, 2002, p. 188.

Terminar con el sabotaje interno del “no puedo” y elaborar proyectos de superación.  
Walter Dresel; El lado profundo de la vida, Planeta,Uruguay, 2002, p. 10.

La aceptación de ser tal cual como somos facilita muchísimo el diseño de un mapa de ruta. 
Walter Dresel; El lado profundo de la vida, Planeta, Uruguay, 2002, p. 10.

Descubrir qué nos hace falta para sentirnos bien es uno de los hallazgos más maravillosos que podemos experimentar. 
Walter Dresel; El lado profundo de la vida, Planeta, Uruguay, 2002, p. 27.

Quien pretenda una felicidad y una sabiduría constantes deberá acomodarse a frecuentes cambios. 
Confucio en Walter Dresel; El lado profundo de la vida, Planeta, Uruguay, 2002, p. 29.

Es en nuestro interior donde está la fuente inagotable de confianza que nos hará capaces de hacer las cosas que siempre hemos querido. 
Walter Dresel; El lado profundo de la vida, Planeta, Uruguay, 2002, p. 42.

Una vez que aprendimos a decir que no, obtenemos el permiso para decir que si a aquello que realmente queremos y a estar cerca de las personas y las situaciones que verdaderamente cuentan para nosotros. 
Walter Dresel; El lado profundo de la vida, Planeta, Uruguay, 2002, p. 120.
Publicar un comentario