viernes, 1 de febrero de 2013

¿Qué haces cada día para sentirte a gusto interiormente?

El orden es el placer de la razón. 
Enrique rojas; La conquista de la Voluntad, temas de hoy, Madrid,  1994, p. 57.

El orden es sedativo, nos produce paz y serenidad.
Enrique rojas; La conquista de la Voluntad, temas de hoy, Madrid,  1994, P.105.

Hay una cosa que sana todo problema : amarse a uno mismo. 
Loise L. Hay; El poder está dentro de ti, Urano, Barcelona, 1991, p. 13. 

Cuando nos amamos, no nos hacemos daño y tampoco se lo hacemos a los otros.

Loise L. Hay; El poder está dentro de ti, Urano, Barcelona, 1991, p. 16.

La responsabilidad es nuestra capacidad de reaccionar ante una situación. 
Loise L. Hay; El poder está dentro de ti, Urano, Barcelona, 1991, p. 23.

Mira el pasado como parte de la riqueza y plenitud de tu vida. Sin esa riqueza y esa plenitud no estarías aquí hoy. Lo hiciste todo tan bien como pudiste.
Loise L. Hay; El poder está dentro de ti, Urano, Barcelona, 1991, p. 25. 

Nuestro amor por nosotros mismos nos hace pasar de ser víctimas a ser triunfadores, y atraemos experiencias maravillosas. ¿Te has fijado que las personas que se sienten a gusto consigo mismas son naturalmente atractivas? 

Loise L. Hay; El poder está dentro de ti, Urano, Barcelona, 1991, p. 28. 

La comparación nos hace sentir superiores o bien inferiores, lo cual es expresión de nuestro ego, de nuestra forma limitada de pensar.

Loise L. Hay; El poder está dentro de ti, Urano, Barcelona, 1991, p. 198. 

¿Qué haces cada día para sentirte a gusto interiormente?

Loise L. Hay; El poder está dentro de ti, Urano, Barcelona, 1991, p. 223.

 El éxito está en la continuidad del esfuerzo de quién aspira a más. 
Anthony Robbins; Poder sin Límites, Grijalbo, Barcelona, 1987, p.20. 

Es progresar incesantemente en los aspectos emocional, social, espiritual, sicológico, intelectual y económico, al tiempo que uno aporta algo a los demás en alguna faceta positiva.

Anthony Robbins; Poder sin Límites, Grijalbo, Barcelona, 1987, p.20. 

Uno no cae en una depresión, sino que la crea, lo mismo que cualquier otro resultado de la vida.

Anthony Robbins; Poder sin Límites, Grijalbo, Barcelona, 1987, p.25. 

Para controlar y dirigir nuestra conducta, debemos controlar y dirigir nuestros estados y para ello hemos de controlar y dirigir nuestras representaciones internas y nuestra fisiología. 

Anthony Robbins; Poder sin Límites, Grijalbo, Barcelona, 1987, p.55. 

Si nos representamos a nosotros mismos que las cosas no van a salir bien, no salen bien.

Anthony Robbins; Poder sin Límites, Grijalbo, Barcelona, 1987, p.59. 

Cuando uno se ve capaz de hacer lo que antes creía imposible, por fuerza ha de reconsiderar todo su sistema de creencias. 

Anthony Robbins; Poder sin Límites, Grijalbo, Barcelona, 1987, p.80. 

Pese a lo mucho que creamos en un concepto, deberíamos permanecer abiertos a otras posibilidades para no dejar de aprender.

Anthony  Robbins; Poder sin Límites, Grijalbo, Barcelona, 1987, p.82.

 

miércoles, 30 de enero de 2013

Nadie puede hacerlo todo mal, no existe tal perfección.


Si usted siempre hace lo que ha hecho siempre, siempre obtendrá lo que siempre ha obtenido. Si lo que está haciendo no funciona, haga otra cosa. Joseph O´Connor, John Seymour; Introducción a la Programación Neurolinguística, Urano, Barcelona, 1992, p. 37.

El cerebro sólo puede entender lo negativo convirtiéndolo en positivo. Joseph O´Connor, John Seymour; Introducción a la Programación Neurolinguística, Urano, Barcelona, 1992, p. 39.

En una presentación ante un grupo de personas, el 55% del impacto viene determinado por el lenguaje corporal, el 38% por el tono de voz, y sólo el 7% por el contenido de la presentación Joseph O´Connor, John Seymour; Introducción a la Programación Neurolinguística, Urano, Barcelona, 1992, p. 47.

No es tanto lo que digamos sino cómo lo digamos lo que marca la diferencia. Joseph O´Connor, John Seymour; Introducción a la Programación Neurolinguística, Urano, Barcelona, 1992, p. 47.

Para crear sintonía, únase al baile de la otra persona igualando su lenguaje corporal de forma sensible y respetuosa. Joseph O´Connor, John Seymour; Introducción a la Programación Neurolinguística, Urano, Barcelona, 1992, p. 50.

Respirar al unísono es una forma muy poderosa de aumentar la sintonía. Joseph O´Connor, John Seymour; Introducción a la Programación Neurolinguística, Urano, Barcelona, 1992, p. 50.

La igualdad de tono en la voz es otra de las formas por las que puede mejorar su sintonía. Joseph O´Connor, John Seymour; Introducción a la Programación Neurolinguística, Urano, Barcelona, 1992, p. 50.

Elimine la palabra “pero” de su vocabulario; reemplácela por “y”. Pero puede ser una palabra destructiva. 
Joseph O´Connor, John Seymour; Introducción a la Programación Neurolinguística, Urano, Barcelona, 1992, p. 53.

La PNL es el arte marcial de la comunicación; elegante, agradable y muy efectiva. Joseph O´Connor, John Seymour; Introducción a la Programación Neurolinguística, Urano, Barcelona, 1992, p. 55.

La mejor manera de cambiar a los demás es cambiar uno mismo, porque así cambiamos las relaciones y los demás deberán cambiar también. Joseph O´Connor, John Seymour; Introducción a la Programación Neurolinguística, Urano, Barcelona, 1992, p. 113.

Emplear “debería” es la mejor forma de atraer la culpabilidad, se crea un vacío artificial entre las expectativas y la realidad. “Debería” es a menudo una respuesta culpabilizadora de alguien que no admite de forma directa su enfado ni sus expectativas, y que tampoco tiene ninguna responsabilidad sobre ellas. Joseph O´Connor, John Seymour; Introducción a la Programación Neurolinguística, Urano, Barcelona, 1992, p. 150.

Nadie puede hacerlo todo mal, no existe tal perfección. Joseph O´Connor, John Seymour; Introducción a la Programación Neurolinguística, Urano, Barcelona, 1992, p. 151.

La parte inconsciente no procesa la negación lingüística; simplemente no le hace caso. Joseph O´Connor, John Seymour; Introducción a la Programación Neurolinguística, Urano, Barcelona, 1992, p. 175.

A lo que uno se resiste, persiste, porque todavía llama nuestra atención.  Siendo así,  querríamos que considerara lo buena y efectiva que sería su comunicación si la enunciara afirmativamente. Joseph O´Connor, John Seymour; Introducción a la Programación Neurolinguística, Urano, Barcelona, 1992, p. 175. 

domingo, 27 de enero de 2013

Ahora que me ha contado todo lo malo que le pasa, cuénteme algo bueno que le pase

Siempre debemos cambiar, renovarnos, rejuvenecernos, de lo contrario, nos endurecemos. 
Goethe en Greg Anderson; Las 22 Leyes del Bienestar, Madrid, Edaf, 1996, p.175.

 No hacer nunca de la edad una excusa. 
Greg Anderson; Las 22 Leyes del Bienestar, Madrid, Edaf, 1996, p.181.

El que vive una vida trivial muere todos los días. 
Pierrard Poullet en Greg Anderson; Las 22 Leyes del Bienestar, Madrid, Edaf, 1996, p.187.

El perdón es un milagro callado. Se practica en solitario. Cuando perdonamos, renunciamos en el silencio de nuestro corazón y de nuestra mente a nuestro resentimiento hacia alguien que consideramos que nos ha ofendido. 
Greg Anderson; Las 22 Leyes del Bienestar, Madrid, Edaf, 1996, p. 227.

El perdón nos libera del autocastigo perpetuo que exige la decisión de odiar. El perdón nos permite neutralizar el revestimiento emocional tòxico que nos mantiene encadenados. 
Greg Anderson; Las 22 Leyes del Bienestar, Madrid, Edaf, 1996, p. 228.

 Ahora que me ha contado todo lo malo que le pasa, cuénteme algo bueno que le pase. 
Greg Anderson; Las 22 Leyes del Bienestar, Madrid, Edaf, 1996, p. 246.

Niéguese a hablar de sus males. 
Greg Anderson; Las 22 Leyes del Bienestar, Madrid, Edaf, 1996, p. 246.

Cada vez que usted tenga un pensamiento negativo, contrarréstelo con un pensamiento de gratitud. Greg Anderson; Las 22 Leyes del Bienestar, Madrid, Edaf, 1996, p. 248.

Mantenemos una guerra con nosotros mismos, cuando nos enfadamos por nuestris errores, cuado estamos resentidos por nuestras debilidades, cuando nos resistimos a hacer realidad nuestras aspiraciones más elevadas. 
Greg Anderson; Las 22 Leyes del Bienestar, Madrid, Edaf, 1996, p. 255.

La paz…esa tranquilidad profunda que nos llega cuando somos capaces de desconectarnos de los pensamientos inquietantes o amenazadores. 
Greg Anderson; Las 22 Leyes del Bienestar, Madrid, Edaf, 1996, p. 257.

La paz personal es el conocimiento de que todo está bien, la comprensión de que Dios lo tiene todo bajo control. 
Greg Anderson; Las 22 Leyes del Bienestar, Madrid, Edaf, 1996, p. 257.

El viaje completo del bienestar significa que también tenemos que superar los baches de la envidia, los desvíos de la impaciencia, las calles sin salida de la terquedad y los puentes helados de la rigidez. 
Greg Anderson; Las 22 Leyes del Bienestar, Madrid, Edaf, 1996, p. 258.

Los actos sencillos son los que cambian nuestras vidas y nuestro mundo. 
Greg Anderson; Las 22 Leyes del Bienestar, Madrid, Edaf, 1996, p.263.

Cuando se consigue un objetivo, independientemente de su importancia, la vida se enriquece. 
El Libro Rojo del Éxito; Leonard Diamond, Tikal, Girona, p.61.