domingo, 21 de julio de 2013

Una mente en forma, Una vida emocionante

Los problemas emocionales actuales son causa de una mala filosofía de vida. Con gran facilidad nos creemos deprimidos, ansiosos o muy desgraciados. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.2.

Una mente en forma, una vida emocionante. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.24.

La depresión, la ansiedad y la obsesión son nuestros principales oponentes, y cuando nos dejamos atrapar por ellos, lo que perdemos es la facultad para vivir plenamente. La vida es para disfrutarla: amar, aprender, descubrir…, y eso sólo lo podremos hacer cuando hayamos superado la neurosis (o el miedo, su principal síntoma). Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.25.

Podemos forjarnos una vida libre de miedos, abierta a la aventura, plena de realizaciones. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.41.

Transformarse en alguien positivo es esencial para disfrutar de la vida. La fuerza emocional es el principal pasaporte para ir por el mundo. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.47.

Todo depende del diálogo interno de cada cual. Es el diálogo interior el verdadero productor —a veces oculto— de las emociones. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.65.

Detrás de cada emoción negativa exagerada existe un pensamiento catastrofista. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.78.

 A las ideas negativas, les hemos puesto el nombre didáctico de creencias irracionales. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.79.

La principal distorsión cognitiva consiste en tomarse todo a la tremenda y anticipar desgracias. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.88.

 Las personas mentalmente fuertes tienen mucho cuidado de no dramatizar jamás sobre las posibilidades negativas de su vida y ahí está la fuente de su fortaleza. Están convencidas de que la mayor parte de las adversidades no son ni «muy malas» ni «terribles». Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.113.

Una persona madura es aquella que no exige, sino que prefiere. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.141.

Cuando somos vulnerables a nivel emocional, estamos llenos de exigencias. Cuando no se cumplen, nos enfadamos, nos deprimimos o nos llenamos de ansiedad, le echamos la culpa a los demás o al mundo o, lo que es peor, a nosotros mismos. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.142.

Las exigencias sobre uno mismo, sobre los demás y sobre el mundo están en la base de la vulnerabilidad emocional; son la verdadera piedra fundacional del neuroticismo. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.152.

Las necesidades inventadas producen inseguridad, insatisfacción, ansiedad y depresión. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.164.

La persona madura sabe que la única forma de disfrutar de los bienes de la vida es estar dispuesto a perderlos. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.182.

Cuando tenemos «deseos fetiche», perdemos la capacidad de disfrutar de la vida. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.184.

Cada necesidad inventada es una fuente de debilidad. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.186.

La mejor forma de solucionar cualquier asunto es manteniendo la calma y, si es posible, disfrutar del proceso. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.209.

Ser débil a nivel emocional es siempre una consecuencia del hecho de necesitar en exceso. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.279.

El amor es para usarlo cada día, no para tenerlo en una caja fuerte. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.323.

El pensamiento de «blanco o negro», tan propio de la neurosis. El pensamiento de «blanco o negro» nos hace ver que sólo hay dos formas extremas de vivir lo que nos sucede: o es «terrible» o es «genial», sin matices. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.324.

Las canciones de amor, auténticas fuentes de neurosis. La mayor parte de ellas cantan al neurótico amor dependiente: «Sin ti yo muero». Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.326.

Son peores las «necesititis» de bienes inmateriales. Es peor desear con desmedida el éxito, el amor, la aceptación, que una casa con piscina, porque estas aspiraciones inmateriales son más difíciles de definir, de acotar. Al ser más globales e indefinidas, podemos fantasear más con ellas. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.328.

Si le damos demasiada importancia a la comodidad vamos a ser muy infelices. A la comodidad en cualquiera de sus formas: gozar de más tranquilidad, silencio, limpieza, descanso, etc., porque: La comodidad no es tan importante, esto es, no da la felicidad. La comodidad viene y va. Es así, es inevitable. Un exceso de comodidad es incompatible con el disfrute activo de la vida. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.341.

Un fetiche es un objeto al que se le atribuyen propiedades mágicas. Por ejemplo, un pueblo puede creer que una figura totémica, una escultura de un dios gigante, protege al grupo de las adversidades. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.351.

La comodidad es el principal fetiche de nuestra sociedad occidental. No tiene esos poderes que nos intentan vender y es tan sólo un muñeco de madera pintado con colores centelleantes, pero que apenas nos ayuda en nuestro camino de la felicidad. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.353.

Lo importante es disfrutar de la existencia, no de cuánto va a durar. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.387.

La muerte, la hermana gemela de la vida. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.388.

¡Quejarse es una pérdida de tiempo! Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.395.

Saber aburrirse, no asustarse por ello, sacarle partido o, al menos, tolerarlo, es una cualidad importante para aquellos que quieran tener una vida emocionante. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.457.

Aburrirse de vez en cuando es una condición necesaria para tener una vida emocionante. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.458.

Uno se libera definitivamente del miedo al ridículo cuando basa su valía en su capacidad de amar y no en capacidades o logros. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.490.

Lo valioso es hacer cosas valiosas. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.499.

Ser demasiado sensible con respecto a nuestra imagen es una debilidad. La solución no es defenderla a capa y espada, sino aprender a no darnos tanta importancia. Porque, en definitiva, ¿qué es la imagen?, ¿para qué sirve? Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.514.

Si lo pensamos bien, sólo podemos mantener un número limitado de buenos amigos. Cinco o seis, quizás. Es difícil tener un mayor número porque a los buenos amigos hay que cuidarlos y eso toma su tiempo: llamarles, ayudarles, planificar actividades juntos, compartir alegrías y tristezas. En consecuencia, sólo nos tiene que importar ese grupo de amigos, porque el resto de la gente no ejerce una influencia sobre mi mundo. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.518.

Nos liberamos definitivamente de la necesidad de aprobación de los demás cuando comprendemos que «estar abajo» no es ningún problema. Ser capaz de «estar abajo» de buen humor te hace superior y te permite disfrutar más de la vida. La vergüenza y el temor a hacer el ridículo se vence pensando bien; no enfrentándose a él. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.522.

Hay que aceptar más al otro y componer lo que llamo «el collage de la amistad», es decir, plantearse las relaciones como un gran mural donde cada persona te aporta una cosa diferente. De esa forma, entre varias personas, uno por aquí, otro por allá, lograremos tener «los mejores amigos». Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.536.

La aceptación incondicional de los demás es la clave para mejorar las relaciones en general. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.545.

Una buena pareja es aquella que es capaz de ser feliz independientemente de lo que haga el otro. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.548.

Al quejarnos perdemos influencia en la otra persona porque le exigimos el cambio terribilizando. Sin embargo, si le quitamos relevancia, aunque parezca increíble nuestra pareja nos prestará más atención. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.556.

Quejarse es la mejor forma de arruinar una relación. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.566.

Las mejores estrategias frente a alguien que terribiliza son: el amor, el humor y el surrealismo. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.594.

Cuando las personas nos volvemos fuertes y sensatas… ¡dejamos de exigir al mundo y a los demás que nos concedan todos nuestros deseos! Así, de forma radical. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.595.

El orgullo de la falibilidad, la capacidad para aceptar que muchas veces fallamos y que no pasa nada. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.654.

Todo el tema de la salud mental trata de un solo asunto: aprender a combatir las ¡quejas, quejas, quejas! Vamos ver, a continuación, cómo podemos hacerlo para ser un poco menos quejicas y un poco más felices. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.686.

Tener tolerancia a la frustración es una de las habilidades esenciales de las personas. La tolerancia a la frustración nos permite disfrutar más de la vida, ya que no perdemos el tiempo amargándonos por las cosas que no funcionan. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.689.

Las personas nos topamos diariamente con veintitrés frustraciones: hay un atasco de tráfico, se nos quema la comida, el jefe nos pega un rapapolvo inmerecido, el niño trae una nota del profesor por mal comportamiento… En toda una vida, eso hace un total de unas veinte mil adversidades. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.690.

Si estás mentalmente en forma, da igual tener 2 que 92. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.740.

Otra de las obligaciones que nos inventamos es la de ayudar, aconsejar o ser paño de lágrimas de los familiares, pero olvidamos que nadie puede hacer feliz a nadie. La felicidad es un estado mental en el que sólo uno mismo puede entrar y que no depende de tener más o menos problemas. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.743.

La felicidad no depende de logros o situaciones ideales, sino de nuestra salud mental. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.813.

Para valorarse hay que entender que ya somos valiosos. ¡Todos lo somos! Sí, aunque estemos llenos de fallos. Rafael Santandreu; El arte de no amargarse la vida, ePUB, 2011, p.872.