jueves, 1 de agosto de 2013

No canses abundando, agrada con ser breve



Sigo con el Manual de la Prudencia de Baltazar Gracían...aquí van las otras 100 sentencias, de las 300 que componen su manual.

·         Lo que unos aprueban es burla para otros.

·         Muestra que siempre puedes cosechar más éxitos.

·         Ponle un sello de distinción a todo lo que hagas.

·         Elije el empleo que más se ajuste a tu vocación.

·         No canses abundando, agrada con ser breve.

·         No presumas de ser importante.

·         No exibas tu admiración por ti mismo.

·         Tu mejor forma de ser: saberte adaptar.

·         No seas acusador, sé compasivo.

·         No esperes a que tu esplendor decline.

·         Bueno es que sepas hacer amigos.

·         Gánate el afecto de los demás.

·         Cuando tengas fortuna, prepárate para cuando no la tengas.

·         Evita la rivalidad y no se sabrá tu debilidad.

·         Debes saber convivir con quienes te rodean.

·         Trata siempre con gente de palabra.

·         Nunca hagas alabanzas a ti mismo.

·        Gana fama de cortés

·         No te hagas odiar.

·         Compórtate de acuerdo a las circunstancias.

·         No des importancia a lo que no la tiene.

·         Muestra ser respetable al actuar y hablar.

·         Evita presumir tus méritos.

·         Gánate el aprecio de la gente.

·         No busques fama detractando a otros.

·         No está mal que te equivoques, si sabes disimular y rectificar.

·         Hazlo todo con inspiración.

·         Ten grandeza de alma.

·         Nunca te quejes.

·         Tan importante es que seas virtuoso como que lo parezcas.

·         Compórtate siempre con caballerosidad.

·         Piensa las cosas más de una vez.

·         Prefiere estar loco igual que todos, y no cuerdo y solitario.

·         Duplica cuanto te sirva para ser feliz.

·         No tengas espíritu de contradicción.

·         Profundiza bien en los temas de que hablas.

·         Cuenta siempre contigo mismo y tu inteligencia.

·         Domina el arte de dejar pasar las cosas.

·         Aprende a conocer el mal día.

·         Encuentra la parte buena en todo.

·         No hables solo para escucharte  tu mismo.

·         Nunca sigas la opinión insensata, sólo para llevar la contraria.

·         No caigas en lo chocante buscando salir de lo común.

·         Muestra apoyo a la aspiración ajena, y te será más fácil conseguir la tuya.

·         No dejes conocer tus debilidades, pues te golpearán por ellas.

·         Mira siempre por adentro y descubre la verdad de las cosas.

·         No seas encerrado y escucha a los demás.

·         Cultiva el arte de la conversación.

·         Busca siempre a alguien a quien responsabilizar de tus faltas.

·         Convence con sencillez y originalidad.

·         Aprende a ser preventivo.

·         Nunca te acompañes de quién te desluzca.

·         En vez de cubrir faltas de otro, emprende tus propios logros.

·         No seas ligero ni en creer ni en decidir.

·         Si puedes dominar la pasión, apasiónate.

·         Cómo debes seleccionar a tus amigos.

·         No te engañes con las personas, escudríñalas bien.

·         Mantén buenas relaciones con distintos tipos de amigos.

·         Aprende a sufrir y serás feli.
z
·         Habla con prudencia.

·         Conoce y domina los defectos que más te deleitan.

·         Triunfa sobre el envidioso y mal intencionado.

·         Ayuda a los pobres, pero sin arriesgar tu fortuna.

·         Antes de hacer o decir algo, prueba a ver si será aceptado.

·         Pelea, si es necesario, pro en buena lid y con ética.

·         Diferencia al hombre de huecas palabras del de hechos.

·         Aprende a ayudarte tú mismo.

·         Que no te atrape el vicio de ser presumido.

·         Un error te pesará más que cien aciertos.

·         Siempre guarda una reserva.

·         No gastes los favores: pide sólo cuanto necesites.

·         Jamás te comprometas con quién no tiene qué  perder.

·         Nunca seas susceptible como el vidrio.

·         Tómate tu tiempo, vive sin prisa.

·         Aprende a ser hombre de fundamento.

·         Escucha siempre al que sabe, y déjate aconsejar.

·         No seas informal en el trato.

·         Hazle caso a tus corazonadas.

·         En lo que callas está tu poder.

·         No te guíes por lo que haría tu enemigo.

·         Di sólo una parte de la verdad.

·         Con un grado de audacia, mostrarás tu gran cordura.

·         No te obstines en tus opiniones.

·         Nunca seas muy ceremonioso.

·         No arriesgues todo en una sola jugada.

·         Descubre los dfectos de los más encumbrados.

·         Muestra que lo bueno lo haces tú, y lo odioso, obra de otro.

·         Trae tus buenas nuevas, en vez de hablar del pasado.

·         Aprovecha a tu favor las necesidades de la gente.

·         Sé feliz con lo que te ha dado la vida.

·         No te fíes de la mucha cortesía.

·         Si das mucha paz, recibirás mucha vida.

·         Pon atención al que aparenta engañarse, buscando salirse con la suya.

·         No exgeres tus sueños de triunfo.

·         Valora a todos, que de cualquiera puedes aprender.

·         Conoce en qué oficio eres estrella, y descubrirás tu estrella.

·         Nunca cargues con los necios.

·         Viaja, que todo extranjero es bienvenido.

·         Haz que te vean como sensato, en vez de entrometido.


·         Esfuérzate por tener algo a qué aspirar.




miércoles, 31 de julio de 2013

Nunca exageres



Las 300 sentencias sobre la prudencia de Baltasar Gracián:

Aquí van las primeras 100.


·         Se ha llegado a la mayor complejidad, pero la suprema es formar un buen hombre.

·         Debes tener inteligencia y conocimiento.

·        Lleva las cosas creando suspenso.

·         Sabiduría y valor juntos te dan grandeza.

·         Haz que dependan de ti.

·         Busca alcanzar la excelencia.

·         Celebra las victorias de tus superiores.

·         Es bueno que seas hombre desapasionado.

·         Disimula los defectos de tu país.

·         Haz fama y fortuna: las 2 en una.

·         Trata con quién puedas aprender.

·         Refina lo que te dio la naturaleza.

·         Obra siempre con una intención inesperada.

·         La dura realidad, endúlzala con buenas formas.

·         Rodéate de gente inteligente.

·         Combina el saber con la correcta intención.

·         Ten variados estilos, para que no prevengan lo que harás.

·         Combina siempre sabiduría y esfuerza.

·         No crees demasiada expectación.

·         Cada hombre tiene su momento.

·         Practica el arte de ser dichoso.

·         Cultiva el buen conversar.

·         Evita perder tu reputación.

·         No te dejes dominar por tu imaginación.

·         Aprende a ser buen entendedor.

·         Hállale el punto débil a cada uno.

·         Valora más la calidad que la cantidad.

·         Nunca caigas en lo vulgar.

·         Sé hombre de entereza.

·         Por ganar fama, no te hagas objeto de burlas.

·         Acércate al que sabe triunfar y desecha a quien tiende a fracasar.

·         Vive siempre en disposición de dar a los demás.

·         Debes saber abstenerte.

·         Descubre tu principal virtud.

·         Pondera bien las cosas.

·         Estudia dónde y cuándo alcanzar tu fortuna.

·         Aprende a usar y prevenir los ataques.

·         Comprende los momentos de fortuna e infortunio.

·         Pndera que todo sube hasta un punto, y luego decae.

·         Con bondad y sabiduría, gánate el amor de la gente.

·         Nunca exageres.

·         Conoce el liderazgo natural.

·         Tu verdad, dila a los menos, y a los más, di lo que desean oir.

·         Cultiva la amistad de grandes personalidades.

·         Haz uso y no abuso de la premeditación.

·         Evita la antipatía sin motivos.

·         Huye de los conflictos que siempre traen otros.

·         Si tienes grandeza interior, eres persona mejor.

·         Sé juicioso y observador.

·         Nunca te faltes el respeto.

·         Es importante que sepas elegir.

·         Nunca pierdas la calma.

·         Aprende a ser diligente e inteligente.

·         Debes tener pasión y cordura combinados.

·         El hombre ha de saber esperar.

·         Debes tener buenas respuestas repentinas.

·         Serás más confiable, si eres de los que piensan.

·         Adàptate a la situación, y usa tus recursos con moderación.

·         Hazte hombre de buenas salidas.

·         Si no tienes la vocación, busca la experiencia para tus decisiones.

·         En lo que te dediques busca ser el mejor.

·         La gloria de tus subordinados es tu gloria.

·         Logra la excelencia de ser primero.

·         Aprende a librarte de los pesares.

·         Cultiva el gusto por lo relevante.

·         Lo importante es que las cosas te salgan bien.

·         Dedícate a actividades que te den fama.

·         Ayuda dando tus conocimientos. No te dejes llevar por el mal humor.

·         No te dejes llevar por el mal humor.

·         Debes saber decir que no.

·         No varíes frecuentemente de opinión.

·         Sé hombre resuelto en tus decisiones.

·         Aprende a salir de un desliz.

·         No te pongas intratable con quién fuiste agradable.

·         Apúrate por llegar a la meta, más que por competir.

·         No estés siempre de chiste.

·         Aprende a llevarte bien con todos.

·         Ten cuidado al atreverte.

·         Bueno es que seas gracioso, pero con inteligencia.

·         Cuídate al interpretar lo que te cuentan.

·         Renueva tu fama cada día.

·         Nunca llegues al extremo ni en el mal, ni en el bien.

·         Puedes permitirte algún venial desliz.

·         Aprende a usar a tu favor a los enemigos.

·         No exibas demasiado tus aciertos.

·         Cuídate de los chismosos..

·         Luce siempre tu cultura y pulcritud.

·         Da el buen trato en abundancia.

·         Conócete a ti mismo.

·         El secreto de vivir mucho es vivir para el bien.

·         Actúa cuando estés seguro de no ser imprudente.

·         Es fundamental pensar todo bien.

·         Debes atesorar un universo de virtudes.

·         Que nadie te conozca a plenitud.

·         Es bueno que mantengas a la gente a la expectativa.

·         Es importante que ponderes bien las cosas.

·         Cómo conseguir y conservar tu reputación.

·         Controla bien la voluntad.

·         Dale tanta importancia a la realidad como a la apariencia.


·         Sé buen filósofo pero no caigas en filosofar en público.