jueves, 9 de enero de 2014

Ser educador es ser un poeta del amor

Dejaste de lado tus sueños para que yo soñase. Derramaste lágrimas para que yo fuera feliz. Perdiste noches de sueño para que yo durmiera tranquilamente. Creíste en mí a pesar de mis errores.
Padres Brillantes, Maestros Fascinantes; Augusto Cury, Noviembre 2005, Espaebook.

Creíste en mí a pesar de mis errores. Ser educador es ser un poeta del amor. Jamás olvides que llevaré para siempre un pedazo de tu ser dentro de mí.
Padres Brillantes, Maestros Fascinantes; Augusto Cury, Noviembre 2005, Espaebook.

Los niños no necesitan padres impresionantes sino seres humanos que hablen su lenguaje y que sean capaces de penetrar en su corazón.
Padres Brillantes, Maestros Fascinantes; Augusto Cury, primera parte, Noviembre 2005, Espaebook.

Humanícese. Transforme su relación con sus hijos en una aventura. Cobre conciencia de que educar es penetrar en el mundo de otros.
Padres Brillantes, Maestros Fascinantes; Augusto Cury, primera parte, Noviembre 2005, Espaebook.

Los buenos padres dan regalos, los padres brillantes ofrecen su propio ser.
¿Qué registran sus hijos sobre usted? ¿Imágenes positivas o negativas? Ambas.
Padres Brillantes, Maestros Fascinanates; Augusto Cury, primera parte, Noviembre 2005, Espaebook.

Prepáre a su hijo para «ser», porque el mundo lo preparará para «tener».
Padres Brillantes, Maestros Fascinantes; Augusto Cury, primera parte, Noviembre 2005, Espaebook.

Dígales con frecuencia: «La verdadera libertad esta dentro de ti», "¡No seas frágil ante tus preocupaciones!«, »controla tu temperamento y tus ansiedades" y «¡Elige ser libre! Hay que combatir cada pensamiento negativo para que no quede registrado».
Padres Brillantes, Maestros Fascinantes; Augusto Cury, primera parte, Noviembre 2005, Espaebook.

A veces insistimos en decir las mismas cosas año tras año, y los jóvenes siguen repitiendo los mismos errores. Ellos son necios y nosotros somos estúpidos. Educar no es repetir palabras, es crear ideas es encantar. Los mismos errores merecen nuevas actitudes.
Padres Brillantes, Maestros Fascinantes; Augusto Cury, primera parte, Noviembre 2005, Espaebook.

Los padres pueden leer mi teoría, las ideas de Piaget, el psicoanálisis de Freud, las inteligencias múltiples de Gardner y la filosofía de Platón durante décadas, pero si no encantan, no enseñan a pensar ni conquistan los depósitos de memoria de sus hijos, ningún estudio será aplicable ni válido.
Padres Brillantes, Maestros Fascinantes; Augusto Cury, primera parte, Noviembre 2005, Espaebook.

Sorprender a sus hijos es decir cosas que no esperan, reaccionar en forma diferente ante sus errores y superar sus expectativas. 
Padres Brillantes, Maestros Fascinantes; Augusto Cury, primera parte, Noviembre 2005, Espaebook.

¿Cuál es la característica de una emoción envejecida, sin condimento ni motivación? La incapacidad para contemplar la belleza y una intensa capacidad para quejarse, porque nada los satisface por mucho tiempo. La gente con una emoción envejecida se queja de su cuerpo, sus ropas, sus amigos, la falta de dinero, la escuela o incluso de haber nacido.
Padres Brillantes, Maestros Fascinantes; Augusto Cury, primera parte, Noviembre 2005, Espaebook.

La capacidad de quejarse es el fertilizante de la miseria emocional, y la capacidad de agradecimiento es el combustible de la felicidad. Mucha gente joven hace una gran cantidad de cosas para tener una migaja de placer.
Padres Brillantes, Maestros Fascinanates; Augusto Cury, primera parte, Noviembre 2005, Espaebook.

Los jóvenes que se vuelven maestros de la queja tienen una enorme desventaja competitiva. Difícilmente conquistarán un espacio social y profesional.
Padres Brillantes, Maestros Fascinantes; Augusto Cury, primera parte, Noviembre 2005, Espaebook.

Guíe a sus hijos para que encuentren grandes razones para ser felices con las pequeñas cosas. Una persona emocionalmente superficial necesita grandes eventos para sentir placer; una persona profunda lo encuentra en las cosas ocultas, en los fenómenos aparentemente imperceptibles, como el movimiento de las nubes, el ballet de las mariposas, el abrazo de un amigo, el beso de un ser querido, una mirada de complicidad y la sonrisa de solidaridad de un extraño.
Padres Brillantes, Maestros Fascinantes; Augusto Cury, primera parte, Noviembre 2005, Espaebook.

La felicidad no viene por casualidad; la felicidad viene del entrenamiento. Entrene a sus hijos para que sean excelentes observadores. Caminen por campos y jardines, miren el surgimiento de las flores y descubran juntos la belleza sutil. Llenen sus ojos con la hermosura que los rodea.
Padres Brillantes, Maestros Fascinantes; Augusto Cury, primera parte, Noviembre 2005, Espaebook.

Dentro de cada joven hay un mundo por descubrir, incluso dentro del más complicado y aislado. Muchos jóvenes son agresivos y rebeldes, y sus padres no se dan cuenta que están gritando a través de sus conflictos. Muchas veces, la conducta inadecuada es un clamor que implora la presencia, el amor y la atención de los padres.
Padres Brillantes, Maestros Fascinantes; Augusto Cury, primera parte, Noviembre 2005, Espaebook.

Hay un malentendido en la psiquiatría con respecto al suicidio: quienes se suicidan no quieren matar la vida, sino el dolor.
Padres Brillantes, Maestros Fascinantes; Augusto Cury, primera parte, Noviembre 2005, Espaebook.

¿Sabe usted qué termómetro indica si es agradable, indiferente o intolerable? La imagen que los amigos de sus hijos tienen de usted. Si les gusta estar con usted, habrá pasado la prueba; si lo evitan, habrá reprobado y tendrá que revisar sus actitudes.
Padres Brillantes, Maestros Fascinantes; Augusto Cury, primera parte, Noviembre 2005, Espaebook.

Enseñe mucho diciendo poco El Maestro de maestros era un excelente educador porque contaba parábolas.
Padres Brillantes, Maestros Fascinantes; Augusto Cury, primera parte, Noviembre 2005, Espaebook.

En primer lugar, los padres deben aprender a no tener miedo de decir «no» a sus hijos. Si ellos no escuchan un «no» de sus padres, no estarán preparados para escuchar un «no» de la vida. No tendrán oportunidad de sobrevivir.
Padres Brillantes, Maestros Fascinanates; Augusto Cury, primera parte, Noviembre 2005, Espaebook.

Educar es ser un artesano de la personalidad, un poeta de la inteligencia y un sembrador de ideas.
Padres Brillantes, Maestros Fascinantes; Augusto Cury, segunda parte, Noviembre 2005, Espaebook.

Un maestro fascinante de matemáticas, química o lenguas es alguien capaz de llevar a sus alumnos a un viaje sin salir del salón de clases. Cada vez que doy una conferencia trato de hacer que mis oyentes viajen, reflexionen sobre la vida, caminen dentro de sí mismos y se salgan de lo ordinario.
Padres Brillantes, Maestros Fascinantes; Augusto Cury, segunda parte, Noviembre 2005, Espaebook.

Cuando estamos tensos, durante los primeros 30 segundos es cuando cometemos nuestros peores errores, nuestras peores atrocidades. Al calor de la tensión, sea un amigo del silencio y respire profundo.
Padres Brillantes, Maestros Fascinantes; Augusto Cury, segunda parte, Noviembre 2005, Espaebook.

Corregir a una persona en público es el primer pecado capital de la educación.

Padres Brillantes, Maestros Fascinanates; Augusto Cury, segunda parte, Noviembre 2005, Espaebook.