martes, 7 de febrero de 2017

Sufres porque no vives el momento presente

Dios nunca Parpadea
Regina Brett

En vez de decir, “Tengo que ir hoy al trabajo”, Frank se dice a sí mismo, “Puedo ir hoy al trabajo”. En vez de decir, “Tengo que ir a la tienda”, él puede ir. En vez de decir, “Tengo que llevar a los niños a su entrenamiento de béisbol”, lo puede hacer. Funciona para todo.
Lección 1. La vida no es justa, pero de todas maneras es buena.

Él lo resiste. Puedes enojarte con Dios.
Lección 2. Puedes enojarte con Dios.Él lo resiste.

¿Cuándo fue la última vez que te enojaste con Dios? Se supone que no debemos enojarnos con Dios, ¿cierto?
Lección 2. Puedes enojarte con Dios. Él lo resiste.

Yo no siempre entiendo cómo trabaja Dios, pero de todas maneras rezo. Es como ese viejo dicho, “No entiendo cómo funciona la electricidad, pero no dejo que eso me haga permanecer en la oscuridad”.
Lección 2. Puedes enojarte con Dios. Él lo resiste.

“Creo en el sol, incluso cuando no brilla. Creo en el amor, incluso cuando no lo siento. Creo en Dios, incluso cuando calla”.
Lección 2. Puedes enojarte con Dios. Él lo resiste.

Dios quiere una relación real, auténtica y genuina con nosotros, el mismo tipo de apertura y honestidad que se debe tener en un buen matrimonio.
Lección 2. Puedes enojarte con Dios. Él lo resiste.

En aquel entonces mis problemas siempre tenían que ver con un hombre que no me amaba lo suficiente, que en esencia tenía que ver con un papá que no me amaba lo suficiente, que en esencia tenía que ver con un Dios que no me amaba lo suficiente.
Lección 3. El paso del tiempo cura casi todo. Dale tiempo al tiempo.

Este tipo de herida necesitaba mucho tiempo para sanar, y que sanaba en capas, no toda a la vez.
Lección 3. El paso del tiempo cura casi todo. Dale tiempo al tiempo.

Si bien ya no sentía más enojo por él, de todas maneras era incapaz de sentir amor.
Lección 3. El paso del tiempo cura casi todo. Dale tiempo al tiempo.

Cuando te sientas vacilante, sólo da el siguiente paso. Normalmente, es muy pequeño. Como decía el escritor E. L. Doctorow, escribir un libro es como conducir un auto en la noche. “Nunca puedes ver más allá de lo que alumbran tus faros, pero puedes hacer el viaje completo de esa manera.”
Lección 4. Cuando te sientas vacilante, sólo da el siguiente paso.

De vez en cuando, algún experto calcula lo que cuesta criar a un hijo, y aunque es muchísimo, el dinero no parece asustar a los padres potenciales. Sin embargo, si alguien calculara todo el tiempo y la energía que se necesitan para criar a un niño, la raza humana se extinguiría.
Lección 4. Cuando te sientas vacilante, sólo da el siguiente paso.

No te concentres en todos los pasos que debes dar, no contemples el abismo ante el salto gigante que se requiere, esa visión te impedirá dar el siguiente paso.
Lección 4. Cuando te sientas vacilante, sólo da el siguiente paso.

Si quieres perder veinte kilos, ordena una ensalada en vez de papas fritas. Si quieres ser un mejor amigo, toma el teléfono en vez de ver primero el identificador de llamadas. Si quieres escribir una novela, siéntate y escribe sólo un párrafo. Da miedo hacer cambios significativos, pero normalmente tenemos el suficiente valor como para dar el siguiente paso. Un pequeño paso y después otro. Eso es lo que toma criar a un niño, obtener un título profesional, escribir un libro, hacer lo que tu corazón desea. ¿Cuál es tu siguiente paso? Sea cual sea, dalo.
Lección 4. Cuando te sientas vacilante, sólo da el siguiente paso.

Salir de la deuda empieza con un cambio en tu pensamiento, y después en tu comportamiento. Empieza con pasos pequeños, empieza separando tus deseos de tus necesidades.
Lección 7. Paga tus tarjetas de crédito cada mes.

No me vas a convencer y no te voy a convencer, así que pongámonos de acuerdo en no estar de acuerdo.
Lección 8. No necesitas ganar cada discusión. Puedes acordar desacordar.

Cuando se trata de sexo, la zona erógena más importante se encuentra entre tu oreja derecha y tu oreja izquierda.
Lección 10. El órgano sexual más importante es el cerebro.

Cuando mis emociones no concuerdan con lo que acaba de suceder, se trata de algo de la infancia.
Lección 12. Haz las paces con tu pasado para que no te eche a perder el presente.

Ánclate en el día de hoy, en el adulto que eres, no en el niño que fuiste alguna vez. Eso te ayudará a retomar tu equilibrio.
Lección 12. Haz las paces con tu pasado para que no te eche a perder el presente.

La última vez que salí del agujero de “no valgo lo suficiente”, me pregunté: “¿Cómo podré creer alguna vez que valgo lo suficiente?” La respuesta llegó desde esa pequeña voz del corazón: “Ayudando a otros a creer que ellos valen lo suficiente”.
Lección 12. Haz las paces con tu pasado para que no te eche a perder el presente.

Para parafrasear a Buechner, el lugar que Dios ha elegido para ti es la intersección donde se encuentran tu más grande alegría y la más grande necesidad del mundo.
Lección 14. No compares tu vida con la de otros, pues no sabes en qué consiste su propio viaje.

Ocúpate en vivir la vida de tus sueños, en lugar de buscar al hombre o a la mujer de tus sueños.
Lección 15. Si una relación debe mantenerse en secreto, aléjate de ella.

Es como la mariposa proverbial: una vez que dejas de perseguirla, gentilmente se posará en tu hombro.
Lección 15. Si una relación debe mantenerse en secreto, aléjate de ella.

Nosotros vemos el mundo fragmentado porque parpadeamos. Pero Dios, que jamás parpadea, ve el universo como nosotros no podemos verlo: Completo.
Lección 16. Todo puede cambiar en un abrir y cerrar de ojos. Pero no te preocupes, Dios nunca parpadea.

Puedes ver la luz del “ahora” donde otros sólo ven la oscuridad del “todavía no”.
Lección 16. Todo puede cambiar en un abrir y cerrar de ojos. Pero no te preocupes, Dios nunca parpadea.

San Francisco alguna vez dijo que no había oscuridad que resistiera la luz de una vela.
Lección 16. Todo puede cambiar en un abrir y cerrar de ojos. Pero no te preocupes, Dios nunca parpadea.

Mi película favorita de todos los tiempos es Sueños de fuga.
Lección 17. La vida es demasiado corta para la autocompasión. Ocúpate en vivir o en morir.

Cuando me encuentro en un hoyo sé que debo salir rápidamente antes de que se convierta en una tumba.
Lección 17. La vida es demasiado corta para la autocompasión. Ocúpate en vivir o en morir.

Sufría porque no estaba viviendo en el momento presente.
Lección 18. Puedes sobrevivir a todo lo que la vida ponga a tu paso, si te mantienes en el presente.

Éste es el día. No ayer, no mañana. Este día.
Lección 18. Puedes sobrevivir a todo lo que la vida ponga a tu paso, si te mantienes en el presente.

Una vez que pude bloquear todo excepto el momento presente, la alegría se filtró en mi vida.
Lección 18. Puedes sobrevivir a todo lo que la vida ponga a tu paso, si te mantienes en el presente.

Puedo manejar una pieza de miedo, depresión, enojo, dolor, tristeza, soledad, enfermedad.
Lección 18. Puedes sobrevivir a todo lo que la vida ponga a tu paso, si te mantienes en el presente.

Hay días en los que veinticuatro horas son muchas para conservar la calma, así es que tomo el día hora por hora, momento a momento. Divido la tarea, el desafío, el miedo en pequeñas piezas del tamaño de un bocado.
Lección 18. Puedes sobrevivir a todo lo que la vida ponga a tu paso, si te mantienes en el presente.

Lo que crea desesperanza es la imaginación, que pretende que hay un futuro e insiste en predecir millones de momentos, miles de días, y así te drena para que no puedas vivir el momento que tienes frente a ti.”
Lección 18. Puedes sobrevivir a todo lo que la vida ponga a tu paso, si te mantienes en el presente.

Dios no está presente en el pasado ni en el futuro. El gran Yo Soy se encuentra en el momento presente. Cuando yo reclamo esa presencia, puedo pasar por cualquier cosa ahora.
Lección 18. Puedes sobrevivir a todo lo que la vida ponga a tu paso, si te mantienes en el presente.

Un escritor es alguien que escribe. Si quieres ser un escritor, escribe.
Lección 19. Un escritor es alguien que escribe. Si quieres ser un escritor, escribe.

Después morir, con todas las palabras acumuladas en tu interior.
Lección 19. Un escritor es alguien que escribe. Si quieres ser un escritor, escribe.

Nunca es demasiado tarde para tener una infancia feliz. Pero la segunda depende de ti y de nadie más.
Lección 20. Nunca es demasiado tarde para tener una infancia feliz. Pero la segunda depende de ti y de nadie más.

En algún lugar de nosotros todos tenemos cada una de las edades por las que hemos pasado.
Lección 20. Nunca es demasiado tarde para tener una infancia feliz. Pero la segunda depende de ti y de nadie más.

Lleva a tu niño interno de salida cada semana.
Lección 20. Nunca es demasiado tarde para tener una infancia feliz. Pero la segunda depende de ti y de nadie más.

Enciende las velas, usa sábanas lindas, ponte la ropa interior elegante. No dejes nada para una ocasión especial. Hoy es un día suficientemente especial.
Lección 22. Enciende las velas, usa sábanas lindas, ponte la ropa interior elegante. No dejes nada para una ocasión especial.

Prepara las cosas muy bien; después, déjate fluir. 
Lección 23. 

Sé excéntrico ahora. No tienes que llegar a la vejez para vestirte de morado.
Lección 24. Sé excéntrico ahora. No tienes que llegar a la vejez para vestirte de morado.

Qué aburrido ser práctico todo el tiempo, ser un buen ejemplo, seguir todas las reglas. Yo amo la tarjeta de cumpleaños que dice “¡Si sigues todas las reglas, te pierdes toda la diversión!”
Lección 24. Sé excéntrico ahora. No tienes que llegar a la vejez para vestirte de morado.

Personas como él le dan textura al mundo.
Lección 24. Sé excéntrico ahora. No tienes que llegar a la vejez para vestirte de morado.

Diseña un día soñado para ti y solamente para ti.
Lección 26. Nadie más está a cargo de tu felicidad. Tú eres el director de tu alegría.

Apunta las veinte mejores cosas que te han sucedido en la vida, hasta el momento.
Lección 26. Nadie más está a cargo de tu felicidad. Tú eres el director de tu alegría.

Después, escribe las veinte cosas que te gustaría que te sucedieran, elige una y haz algo para que se vuelva realidad.
Lección 26. Nadie más está a cargo de tu felicidad. Tú eres el director de tu alegría.

Como una amiga me enseñó: puedes ser feliz o puedes ser miserable, requiere la misma cantidad de esfuerzo.
Lección 26. Nadie más está a cargo de tu felicidad. Tú eres el director de tu alegría.

Cuando debo elegir algo, me pregunto cuál es la decisión que enaltecerá mi vida y después la tomo.
Lección 28. Siempre elige la vida.

El perdón es perder definitivamente la esperanza de un mejor pasado. Al principio, suena duro, pero una vez que dejas ir lo que quisiste que fuera tu pasado, puedes empezar a cambiar el presente y crear un mejor futuro.
Lección 29. Perdona.

La vida constituye una serie de problemas. O te encuentras en uno ahora, acabas de salir de alguno o te estás preparando para el siguiente. La razón de esto es que Dios está más interesado en tu temperamento que en tu comodidad. Dios está más interesado en hacer tu vida santa que en hacer tu vida feliz.
Lección 31. No importa lo buena o lo mala que sea una situación… cambiará.

Cómo habría sido el mundo sin él.
Lección 32. Tu trabajo no te atenderá cuando estés enfermo, pero tus amigos sí. Mantente en contacto con ellos.

La envidia es una pérdida de tiempo. Tú ya tienes todo lo que realmente necesitas.
Lección 44. La envidia es una pérdida de tiempo. Tú ya tienes todo lo que realmente necesitas.

Elegir el tiempo por encima del dinero. Meditar y rezar. Reconciliarse con el pasado. Pasar mástiempo socializando con amigos. Aprovechar el día, el momento
Lección 44. La envidia es una pérdida de tiempo. Tú ya tienes todo lo que realmente necesitas.

La felicidad no consiste en obtener lo que quieres. Es querer lo que ya tienes.
Lección 44. La envidia es una pérdida de tiempo. Tú ya tienes todo lo que realmente necesitas.

Parte de mí quería que la relación mejorara; parte de mí había dejado de intentarlo. Durante décadas esperé a que ella diera el primer paso. Había esperado la mayor parte de mi vida. ¿Se suponía que yo debía reparar la relación? ¿O lo iba a hacer ella? Realmente no estaba rota. Era como si nunca se hubiera desarrollado completamente.
Lección 45. Lo mejor está aún por venir.

Cada día es verdaderamente un pedazo de cielo. Algunos días los pedazos son simplemente más pequeños.
Lección 46. Sin importar cómo te sientas, levántate, vístete y preséntate a la vida.

De vez en cuando las cosas en que nos apoyamos pierden su capacidad de ayuda, y nos dirigimos a toda velocidad a los lugares prohibidos.
Lección 46. Sin importar cómo te sientas, levántate, vístete y preséntate a la vida.

Ver que su familia se separaba rompió algo en su interior
Lección 46. Sin importar cómo te sientas, levántate, vístete y preséntate a la vida.

Levántate, vístete y preséntate.
Lección 46. Sin importar cómo te sientas, levántate, vístete y preséntate a la vida.

Los seguros médicos deberían cubrir sesiones de meditación para reducir la necesidad de tratamientos más costosos.
Lección 47. Respirar tranquiliza la mente.

No sería maravilloso que los planes de salud incluyeran una lista de monjes budistas en el directorio?

Lección 47. Respirar tranquiliza la mente.
Publicar un comentario