sábado, 13 de mayo de 2017

A todos los señores Linh de la tierra y a sus nietas

A todos los señores Linh de la tierra y a sus nietas.
Dedicatoria

Está a miles de días de una vida que antaño fue hermosa y feliz.

Una especie de herida que la voz subraya

Gracias al señor Bark, el nuevo país tiene un rostro, una forma de andar, un peso, un cansancio y una sonrisa, y también un olor.

Le sonríe. Se esfuerza en transmitir muchas cosas en esa sonrisa, más cosas de las que ninguna palabra podrá contener jamás.

Sé que soy viejo y ya está. Saber cuántos años tengo no me serviría de nada.

Si la enfermedad es leve, nos curamos. Si es grave, nos morimos. Eso es todo.

No es posible volver a lo que se ha perdido, piensa el señor Linh.


¿Qué es la vida sino un collar de heridas que cada hombre se cuelga del cuello?
Publicar un comentario